ocultar el menú

Los Dementes del beer-pong

- 28 septiembre 2019 - Por ManuS

WPO
¿Qué puede salir de mezclar el formato Dementes y el beer-pong? ¡Nada bueno! A la caída de la noche, en la planta superior del hotel City West, nuestros compañeros del departamento de Eventos se apresuraban a montar las mesas, colocar los vasos y poner a disposición de los participantes las correspondientes jarras de cerveza. En esta ocasión la dinámica era diferente. Había que meterla, sí, pero en un solo agujero, algo que ha resultado complicado desde tiempos inmemoriales. Muchos se apuntaron creyendo que la nueva modalidad le iba a poner las cosas más fáciles. Nada más lejos de la realidad. La presión del respetable es mayor y afinar la puntería, fundamental.

Sylvain
Cuando el reloj marcaba las 19:00 horas (20:00 h en la península), un field de 128 inscritos esperaba impaciente el suffle up and deal. El torneo, en freezeout y con niveles que suben etílicamente por cada vaso vacío, reunió a lo más granado del festival. Desde compañeros de un servidor hasta regulares de nuestra plataforma, pasando por los fundadores de la compañía. Nadie quiso perderse la primera edición del evento. Nadie quiso desaprovechar esta oportunidad de oro para ser en primero en la historia en algo.

WPO
Tras varias horas de tomas y dacas, dimes y diretes, así como de correveidiles diversos, el trofeo fue a parar a las manos de nuestro compañero de fatigas William Shillibier, plumilla shakesperiana sobre el terreno para el portal PokerNews, quien en su camino hacia la gloria no dudó en apear a nuestro también compañero Sylvain (el de arriba) de la victoria. Un esfuerzo que cristalizó en un trofeo como Dios manda y una camisa de gusto dudoso. Aunque para gustos los colores. 

William Shillibier
El inglés atiende a los medios con el maillot de ganador (dramatización).

Alexandre

Christophe

Los fundadores de la Winamax, Alex y Christophe, dijeron adiós al torneo en el ecuador de este.