ocultar el menú
Noticias:Breaking !Breves
Resultados:WSOPMini WSOP
Main Event:1234567FT
$250k SHR:123
Días:$100k SHR
Visualización:Más antiguoMás reciente

El 'Niño Maravilla' lo ha vuelto a hacer

- 21 noviembre 2021 - Por Alex

Adrián Mateos gana su 4º brazalete y el premio más importante de su carrera: 3.265.262 $

Adrian Mateos

No es fácil describir en palabras lo que Adrián Mateos ha logrado ya a estas alturas de su carrera. Era fácil al principio, cuando empezaba a despuntar, cuando ganó sus dos primeros torneos presenciales en España en cuestión de meses y su nombre empezaba a sonar como un diamante en bruto en la comunidad española. Empezó a hacerse cada vez más difícil encontrar calificativos a su trayectoria cuando ganó su primer brazalete de las WSOP en territorio francés o cuando nos despojó del mal fario de no ganar nunca un Evento Principal del EPT, lográndolo en la finalísima de Montecarlo. Sus azañas empezaron a rozar el Matrix cuando otros dos brazaletes de las WSOP cayeron ya en suelo americano, pero cuando a orillas del Mar Caribe, se plantó en la mesa final del Evento Principal de la PCA y un año más tarde, se atizó el Evento Principal de la Caribbean Poker Party delante de las cámaras de En la mente de un Pro, el diccionario se quedó pequeño para definir lo que estaba logrando este muchacho de San Martín de la Vega. ¿Y hoy? Hoy, ¿qué?

Adrián Mateos ha conseguido el mayor premio de su carrera al ganar el Evento #82: 250.000 $ NLHE Super High Roller de las WSOP sumando el que ha sido su cuarto brazalete de las WSOP y el mayor premio de su carrera valorado en 3.265.262 $. ¿Cómo lo definimos esto? ¿Irreal? ¿Extraterrestre? ¿Inhumano? Mejor dejémoslo en "Adrián Mateos", con eso ya todos sabemos de lo que estamos hablando.

Adrian Mateos

Por muy poco, por solo unos cuantos días, Adrián no se convierte en el jugador más joven en lograr cuatro entorchados de las WSOP. El jugador que le priva de ese mérito es Dominik Nitsche. Aun y así, es una locura pensar que con tan solo 27 años, pueda haber logrado ya lo que ha logrado. "Era un objetivo por cumplir, sabía que podía hacerlo. He jugado ya muchos torneos de alto buy-in, de 100.000 $ o más, y se me seguía escapando un título. Venía convencido de que lo podía lograr, centrando casi toda mi atención del festival en esta última semana donde se jugan los torneos más gordos. Es un objetivo cumplido, y sí, creo que tiene mucho mérito haber ganado ya cuatro brazaletes de las WSOP, máxime pensando que yo solo juego los torneos de NL Hold'em. Estoy muy, muy contento", decía Adrián una vez los nervios y la adrenalina habían vuelto a límites normales. 

Pero, ¿qué diferencia ésta de otras victorias importantes conseguidas por el miembro del Team Pro de Winamax? Más allá del dinero, que evidentemente importa, y la suma que se ha llevado nada tiene que ver con los (muchos) resultados anteriores de su palmarés, Adrián pone el acento en la dificultad del field y en demostrar que efectivamente, está entre los mejores: "Estos torneos solo los juegan la élite del mundo. Quería demostrar y demostrarme a mí mismo que estoy entre ellos, que podía ganar a cualquiera y que el estudio y la preparación que traía a Las Vegas, podía dar resultados". ¡Ya lo creemos que los dieron!

Estas fueron algunas de las declaraciones que Adrián dejó a los compañeros de la prensa especializada una vez el torneo había llegado a su fin. A nosotros, como parte implicada que somos, también nos dedicó unos minutos para poder escucharle y tomarle la temperatura en este vídeo:

#NuncaDejesDeCreer

Adrián Mateos

Si algo tiene Adrián Mateos (entre otras muchas cosas) es su capacidad de creer en si mismo, desde la humildad y la sencillez. Gracias a esa fe ciega en sus capacidades, ha conseguido superar momentos difíciles en su carrera. Al partypoker Millions de Bahamas, sin ir más lejos, llegaba sumido en la peor racha de su carrera, y fue justo ahí, cuando todo parecía más negro, cuando se llevó dos victorias seguidas en el $50k Super High Roller y en el Evento Principal. 

A Las Vegas llegaba sabiendo que podía lograr algo importante. El principio de las WSOP empezó con buen pie, logrando una 3ª posición en el $25k High Roller en el que Mustapha Kanit quedó 5º, pero desde entonces, sus WSOP han sido bastante discretas, sin grandes resultados y cayendo eliminado en el Día 3 del Evento Principal sin opción a entrar en premios. "Lo mejor llega en la última semana, Alex", nos decía en más de una ocasión. "Va a caer alguno de los gordos, lo veo venir". Qué razón tenía... Si algo hemos aprendido, es que mejor no tomar a coña las palabras de Adrián cuando de sus méritos se refiera. Puede estar hablando muy en serio, y para muestra, un botón. 

El amuleto de la suerte

Josaka

Unos llevan en el bolsillo la foto de sus seres queridos; otros utilizan cubrecartas de todas las formas y colores; otros se ponen la ropa interior del revés... Cada uno tiene su forma particular de intentar invocar la suerte. Adrián (dice) no cree en ella y sí en el esfuerzo, la constancia y el trabajo duro, pero hay veces que hay que empezar a rendirse a la evidencia. Sobre estas líneas, José Mª Oliva, más conocido como "Josaka", posando con Adrián con su nuevo brazalete. Un amigo "del pueblo" de toda la vida, tan fanático del póker como el proio Adrián, que se plantó en Las Vegas unos días atrás para acompañar, desde cierta distancia, a su amigo en los torneos más importantes de las WSOP.

Josaka

Josaka se lleva la experiencia de verle ganar su cuarto brazalete, pero no es la primera vez que le ve sumar un premio millonario en un torneo importante. Bajo estas líneas, la prueba del delito. ¡También estuvo presente en la victoria de Adrián en el partypoker Millions de Bahamas a finales de 2019! Si eso no es un buen amuleto, que baje Dios y lo vea.

La mano del desenlace

Ben Heath

Te colaste, Benito

¡Ah! ¡Sí! Que entre triunfo y triunfo, entre anécdota y anécdota, todavía faltaba por describir lo sucedido en el heads-up antes de que Adrián se convirtiera en ganador de las WSOP por cuarta vez. Lo cierto es que el heads-up no tuvo mucha historia pues duró la friolera de 6 manos. Un par de manos de tanteo, tres manos de desgastar el stack de Ben Heath, y la definitiva en la que el británico cometió un error de lectura que le costaría el torneo. 

La mano en cuestión empezaba con Adrián limpeando el botón y Ben Heath "roleando" a 1.400.000 (en 200k/400k). Adri pagaba y ambos se veían las caras en un flop 765, en el cual Heath cedía la palabra a Adrián, que apostaba 1.000.000. Call de Heath antes de que cayera la Q en el turn. Heath volvía a pasar y Adrián le ponía delante una apuesta de 2.800.000, la cual Ben Heath volvía a pagar, disparando así el bote. El board se completaba con el 2. Adrián se frenaba por un momento, cogía un taco de fichas amarillas de 1.000.000 cada una, suficiente para poner all-in a su rival, a quien le quedaban 5 millones por detrás. Heath tardó unos 20 segundos en actuar, lo que le costó ponerse figuradamente la capa de héroe, antes de pagar con su 53. Cuando el británico descubrió sus cartas, Adrián supo que había ganado, plantando sobre la mesa el Q10 que por siempre quedará en su recuerdo. ¡Victoria!

Evento #82: 250.000 $ Super High Roller
33 entradas - Prizepool: 8.217.000 $

Adrián Mateos

Puesto Jugador Premio
1 Adrián Mateos, Team Winamax 3.265.262 $
2 Ben Heath 2.018.148 $
3 John Kincaid 1.370.575 $
4 Seth Davies 930.791 $
5 Keith Tilston 632.124 $