ocultar el menú

Un Big 50 realmente 'big'

- 3 junio 2019 - Por Alex

El 50º Aniversario de las WSOP arranca con un nuevo récord histórico de participación en un torneo presencial
El BIG 50 consigue acumular 28.371 entradas y pasa a ser el torneo en vivo más multitudinario jamás celebrado

WSOP 50

Hoy, 3 de junio de 2019, damos el pistoletazo de salida a lo que serán 7 semanas de intensa actividad desde Las Vegas. Días atrás tomamos un par de aviones, alquilamos un coche, entramos en un AirBnB, acomodamos nuestros aparejos y aclimatamos nuestro huso horario para llegar en condiciones óptimas a este momento. Ya estamos aquí, listos para lo que se nos viene por delante, es decir, más de 45 días en los que intentaremos narrar desde Sin City todo lo que ocurra entorno al Team Winamax y a los muchos españoles que se desplazarán (o ya se han desplazado) hasta la Meca del poker.

Esta edición de las WSOP será una edición especial, pues como muchos ya sabréis, el festival de poker más importante a nivel mundial cumple su 50º aniversario, y para ello, la gente de Ceasars (la compañía propietaria de las WSOP) ha querido conmemorar esta onomástica incluyendo una serie de eventos en su calendario, entre los que uno destaca por encima del resto: el BIG 50

pavilion full

El Evento #3: BIG 50 - 500$ No-Limit Hold'em estaba llamado a cumplir lo que muchos ya avanzaban sucedería, es decir, a batir los récords de participación conocidos hasta la fecha en un torneo presencial, como efectivamente ha sucedido. Después de cuatro jornadas iniciales, con una re-entrada por "vuelo" permitida por cabeza, la cifra definitiva de participación ha quedado fijada en 28.371 entradas, un número que quedará para la posteridad por mucho tiempo (o no).

Así se repartió la participación a lo largo de los cuatro días iniciales:

Día 1A: 6.095 entradas
Día 1B: 5.972 entradas 
Día 1C: 7.183 entradas 
Día 1D: 9.121 entradas 
Total: 28.371 entradas

Aunque la organización venía ya con la lección aprendida, y sabían que iban a ser muchos (muchísimos) los jugadores que pasarían por el Convention Center del Rio All Suites Hotel & Casino a lo largo de estos primeros días de festival, eso no ha evitado que se hayan vivido momentos de cierta tensión y colapso en los mostradores de registro. Las colas han sido la tónica habitual estos días, tanto para los que todavía no habían formalizado su registro online, como para aquellos que sí lo habían hecho, pero no obtuvieron un asiento para comenzar la acción a las primeras de cambio, y eso que hubo momentos en que se pusieron en funcionamiento mesas no solo en las habituales salas Amazon, Pavilion, Brasilia y Miranda, sino también en cualquier rincón del Rio que dispusiera de espacio suficiente como para habilitar mesas de poker.

Se pidió comprensión a los jugadores y cierta dosis de paciencia, y aunque no faltaron las críticas y el "hate" a través de las redes sociales, es indudable que el torneo solo puede ser calificado de éxito, al fin y al cabo no siempre (nunca, de hecho) se consigue reunir más de 28.000 almas de forma casi simultánea alrededor de las mesas de poker, si bien no era de extrañar, pues el BIG 50 se presentaba con un atractivo cartel que llamaba la atención no solo de los menos experimentados, sino también de jugadores acostumbrados a participar en torneos mucho más caros y prestigiosos.

- 500$ de buy-in
- 0$ de rake en la primera bala
- Una re-entrada permitida por jugador y día inicial
- 50.000 puntos iniciales / niveles de 50 minutos
- 5.000.000$ garantizados en el prize-pool
- 1.000.000$ garantizado para el ganador

Con esos ingredientes, ¿quién no iba a esperar que el BIG 50 se convertiría en un éxito? 

Lo que tal vez haya sorprendido, es que la cifra alcanzara una cota tan elevada. Esos 28.371 registros elevaron a su vez a más de 13 millones de dólares el tamaño del prize-pool, un prize-pool que tampoco ha sido confirmado hasta el momento. Tan pronto como se haga oficial esa información, actualizaremos este artículo detallando la información sobre su reparto y las cifras por las que pelearán los aspirantes.

Además de un torneo masivo, el BIG 50 se ha convertido en una fuente inagotable de anécdotas y datos curiosos. Ahí van unos cuantos:

 El ganador del torneo acabará teniendo un stack de 1.423.700.000 de puntos (mil cuatrocientos ventitres millones)
 WSOP ha mandado fabricar nuevas fichas por valor de 1M y 5M, las cuales entrarán en circulación en la fase avanzada del torneo.
 El último nivel que contempla la estructura de este torneo es el nivel #55, con ciegas 40M/80M y BB Ante de 80M
 El field se unificará el próximo miércoles 5 de junio, coincidiendo con el día 3 del torneo. 

Big 50 Schedule

Para poner en perspectiva la magnitud de este torneo, repasaremos los 10 torneos más multitudinarios celebrados hasta la fecha en el entorno de las WSOP. Hasta ahora, el 565$ Colossus de 2015 era el torneo más multitudinario de la historia, pero este BIG 50 lo ha superado por un margen más que considerable:

Ranking Entradas Torneo Año
1 28.371 WSOP 500$ BIG 50 2019
2 22.374 WSOP 565$ The Colossus 2015
3 21.613 WSOP 565$ The Colossus 2016
4 18.054 WSOP 565$ The Colossus 2017
5 13.070 WSOP 565$ The Colossus 2018
6 10.015 WSOP 365$ The Giant 2017
7 8.920 WSOP 365$ The Giant 2018
8 8.773 WSOP 10.000$ Main Event 2006
9 8.598 WSOP 888$ Crazy Eights 2018
10 8.120 WSOP 888$ Crazy Eights 2017

Por lo que a la acción se refiere, hoy tendrá lugar el día 2C del torneo, en el cual, si los números no nos bailan (y no podemos garantizar que así sea) tendremos la presencia de seis jugadores españoles a partir de las 10:00h en Las Vegas, entre ellos el Team Winamax Adrián Mateos.

"Me gustan estos torneos, aunque sean de bajo buy-in, pero sirven de entrenamiento. Te has de adaptar a distintos perfiles de jugadores, jugadores con los que nunca has coincidido y no tienes ningún tipo de información, por lo que me gusta. Me obliga a estar concentrado, aunque es verdad que a veces se ven cosas muy raras", nos decía Adrián dos días atrás, tras certificar su pasaporte al día 2C de hoy. 

Estos serán los protagonistas que intentaremos seguir de cerca:

  • Sergi Reixach: 298.000 
  • Ángel Ruiz: 271.000
  • Francisco López: 257.000
  • Adrián Mateos, Team Winamax: 192.000
  • Josep Mª Galindo: 88.000
  • Juan Sánchez: 69.000

Sergi Reixach

La acción comienza en el nivel #14 (3.000/6.000-6.000) reuniendo a 1.507 de los 7.183 que participaron en el día 1C del pasado sábado. De ellos, 1.078 entrarán en premios. 

Dicho todo esto, que no es poco, ¡nos vamos a las mesas!

Primer gran bolón, visto para sentencia

- 3 junio 2019 - Por Alex

La mesa final del Evento #5: $50k High Roller se decidirá hoy
1.484.085$ esperan al ganador, con todo abierto a falta de seis

Ben Heath

Ben Heath, ligero favorito (Foto: WSOP.com)

En las próximas horas se entregará en las dependencias del Convention Center del Rio el primero de los varios premios millonarios que se galardonarán a lo largo de esta edición de las WSOP que cumple su 50º aniversario.

El primer gran "bolón" está ya servido, después de tres días de competición previa. El pasado viernes arrancó el Evento #5: $50k High Roller NL Hold'em for the 50th Annual, torneo de nueva creación para conmemorar el medio siglo que cumplen las WSOP y el cual no defraudó por lo que a participación se refiere. 

En total, la cita acumuló 110 entradas, una cifra importante para torneos de este buy-in, si bien inferior a las 128 entradas registradas en el $50k High Roller del año pasado que se anotó Ben Yu por 1.650.773$, si bien aquel torneo se celebró al mismo tiempo que el Main Event llegaba a su recta final y tuvo dos días de duración, no los cuatro que necesitará este para conocer a su ganador.

Ben Yu

Esta vez, Ben Yu no intentó el asalto a este nuevo título, pero sí dos jugadores españoles habituales en los torneos de esta naturaleza: el reciente ganador del €100k Super High Roller del EPT Montecarlo Sergio Aido y nuestro Team Winamax Adrián Mateos. Desgraciadamente para ambos, la suerte fue parecida. Ninguno de ellos llegó a las posiciones premiadas, el asturiano cayendo por partida doble en el día 1, misma suerte que correría al día siguiente el madrileño.

Ninguno de nuestros High Rollers llegó siquiera al momento de cerrar el registro, como tampoco le sucedió al Team Winamax Joao Vieira "Naza114", que también participó en este torneo reservado a solo un selecto grupo de aspirantes. Otros como Daniel Negreanu, Igor Kurganov, Jason Koon, Justin Bonomo, Isaac Haxton, Erik Seidel o Scott Seiver también participaron, sin alcanzar las posiciones premiadas.

Ese corte lo marcaba la 17ª posición, lo que a su vez era sinónimo de meterse en el bolsillo 75.789$ de premio. Jugadores como Bryn Kenney, Sam Grafton, Cary Katz o el magnate de bolsa y filántropo David Einhorn pillaron un trozo de los 5.280.000$ acumulados en este prize-pool, si bien los premios más jugosos están todavía por repartirse.

Puesto Jugador Premio
1 1.484.085 $
2 917.232 $
3 640.924 $
4 458.138 $
5 335.181 $
6 251.128 $
7 Elio Fox (EE.UU) 192.794 $
8 Cary Katz (EE.UU) 151.755 $
9 David Einhorn (EE.UU) 122.551 $
10 Manig Loeser (ALE) 122.551 $
11 Sam Grafton (UK) 101.604 $
12 Matthew Gonzales (EE.UU) 101.604 $
13 Elias Talvitie (FIN) 86.543 $
14 Bryn Kenney (EE.UU) 86.543 $
15 Johannes Becker (ALE) 75.789 $
16 Eric Wasserson (EE.UU) 75.789 $
17 Markus Gonsalves (EE.UU) 75.789 $

La lucha por convertirse en el primer millonario de estas WSOP 2019 está muy abierta, sin ningún claro favorito ni stacks especialmente gigantes o minúsculos. Además, teniendo en cuenta las capacidades y la calidad de los seis jugadores que restan con opciones, cualquier mínimo movimiento puede desequilibrar la balanza en favor de unos u otros. Ben Heath lidera, aunque a una distancia mínima de Sam Soverel. Andrew Lichtenberger y Chance Kornuth estarán en la parte media del pelotón, el cual cerrarán Nick Petrangelo y Dmitry Yurasov

Puesto Jugador Stack Ciegas
1 Andrew Lichtenberger (EE.UU) 5.615.000 47bb
2 Nick Petrangelo (EE.UU) 4.100.000 34 bb
3 Ben Heath (UK) 7.630.000 64bb
4 Chance Kornuth (EE.UU) 5.000.000 42bb
5 Sam Soverel (EE.UU) 7.540.000 63bb
6 Dmitry Yurasov (RUS) 3.660.000 31bb

La acción se reanudará a partir de las 14:00h con 55 minutos y 30 segundos por jugar del nivel #20, con ciegas 60.000/120.000 con BB Ante de 120.000. Horas más tarde, sabremos quién es el primer millonario de estas WSOP.

Futuro incierto para el Short-Deck en las WSOP

- 3 junio 2019 - Por Alex

Baja participación y malas críticas se acumularon ayer en el debut de esta modalidad en las WSOP

Short-Deck

En los tiempos presentes, la modalidad del Short-Deck goza de una gran popularidad en las partidas de Macao y en los torneos que las Triton Super High Roller Series organizan a lo largo del año, solo hay que ver los premios millonarios que en ellos se entregan a menudo, facilitados en gran parte por la inyección de capital de los magnates asiáticos. Pero al parecer, la popularidad de esta modalidad no es tal si salimos de estos círculos con clara influencia asiática, algo que se ha podido comprobar en las últimas horas.

Ayer, esta modalidad debutó en las WSOP dando el pistoletazo de salida al Evento #8: 10.000$ Short-Deck NL Hold'em, un buy-in importante que coartó en gran medida que algunos decidieran experimentar por primera vez con este juego de 36 cartas (en lugar de las 52 habituales), pero que a su vez intentaba satisfacer a los bolsillos más poderosos acostumbrados a jugar en Macao, Filipinas y otros lugares con clara presencia asiática.

Pero las cosas no fueron tan dulces como algunos se esperaban. De hecho, Ben Lamb adelantó en Twitter que esperaba una participación entorno a 250-300 entradas, cifra que a día de hoy, y con el registro todavía abierto, está muy lejos de parecerse a lo sucedido ayer. 

Ben Lamb tuit

(Espero 250-300 entradas. Yo aprendí a jugar este juego más o menos en un torneo de $10k. Acabé 4º y Nick Schulman, que nunca lo había jugado, lo acabó ganando. Cary Katz acabó segundo en otro sin haber jugado antes. La suerte del principiante existe)

Lo que acabó sucediendo fue que el día 1 atrajo una participación de 61 entradas. Ese número todavía puede crecer, pues el registro permanecerá abierto durante aproximadamente 3 horas en la reanudación del día 2 de hoy, pero no se espera que el número llegue siquiera al centenar, ni mucho menos, por lo que parece una buena forma de intentar ganar un brazalete. Por el momento, son 18 los jugadores que avanzaron al día 2.

Jugador Stack
Gabe Patgorski 388.800
Alex Epstein 323.000
Anson Tsang 307.400
Liu Jiaxiu 267.700
Galen Hall 266.000
Yang Wang 256.300
Thai Ha 221.000
Ben Lamb 209.300
Sean Winter 207.800
James Chen 140.400
Rene van Krevelen 135.000
Eric Krutzman 124.300
Jason Somerville 123.600
Dario Sammartino 115.200
Justin Bonomo 107.300
Eder Murata 65.200
Peter Jetten 59.000
Lars Nordvist 28.500

Al que tampoco le sorprendió esta baja participación fue a Daniel Negreanu, que manifestaba de esta forma su descontento por la baja participación, poniendo el foco en el buy-in elegido para que muchos hicieran su primera incursión en un juego prácticamente desconocido para la mayoría.

(La participación en el $10k Short Deck parece un desastre y no me sorprende! Por supuesto, yo ayudaré a que sea menos desastre haciendo mi entrada en registro tardío. La mayoría de gente no tiene $10k para quemar en un juego que nunca han jugado antes)

No fue Negreanu el único que mostró su desaprobación respecto a este evento. Patrick Leonard también se pronunció a través de Twitter, si bien su queja iba más dirigida a la modalidad en cuestión, calificándola como "el peor juego de todo el abanico que ofrece las WSOP".

Visto todo lo visto, ¿qué futuro se le puede augurar al Short Deck en el calendario de las WSOP? Está claro que ésta era una prueba piloto de la que habrá que sacar conclusiones a posteriori, pero no es menos verdad que los americanos son bastante recelosos de entregar brazaletes "gratis", y si la popularidad de esta modalidad no mejora, será difícil ver nuevos eventos de Short-Deck en futuros calendarios de las WSOP, por lo menos a este buy-in. Veremos...

La popularidad no siempre es bienvenida

- 4 junio 2019 - Por Alex

Aparecen voces criticando que las WSOP se hayan convertido en un evento abierto a tanta gente

Doug Polk

Doug Polk, el opinador (Archivo)

De un tiempo a esta parte, la política de las World Series of Poker ha mutado ligeramente, intentando que la cita más importante del año del poker presencial llegue a cuantas más personas mejor. Tiempo atrás, lo más económico que se podía encontrar en el calendario de las WSOP eran torneos de 1.000$ o 1.500$, sin embargo unas ediciones atrás, con la programación de eventos como The Colossus de 565$ de buy-in, The Giant de 365$ de buy-in o el Crazy Eights de 888$ de buy-in, participar en las WSOP se ha vuelto mucho más asequible y por lo tanto, más popular.

Este año, con la celebración del BIG 50 de 500$ de buy-in (sin rake en la primera entrada), esa popularidad se ha disparado por las nubes, convirtiéndose en el torneo más multitudinario en la historia del poker con más de 28.000 entradas (la cifra definitiva todavía está por confirmar). Esa popularidad que muchos valoran como positiva, pues demuestra que el poker todavía goza de buena salud y de una gran cantidad de público potencial, no es siempre bien recibida, y la muestra la vemos en las redes sociales. En las últimas horas, según se iban sucediendo los llenazos en las salas del Convention Center del Rio, han ido apareciendo comentarios vía Twitter criticando las nuevas políticas y decisiones de las WSOP a la hora de programar el festival de torneos más importante del año.

Uno de los que no ha dejado pasar la ocasión de dar a conocer su opinión ha sido Doug Polk, que si bien de un tiempo a esta parte no se muestra tan activo en los torneos y las mesas de poker como lo hiciera otrora, su opinión sigue teniendo mucho peso para los más de 127.000 seguidores que tiene en Twitter, sabedores que un día fue considerado como uno de los mejores jugadores del mundo.

(No soy muy fan de estos eventos de entorno 600$. Algo que caracterizaba a las WSOP era tener un calendario de buy-ins medios medio-alto, por lo tanto no era accesible a todos los jugadores. Si no estás de acuerdo conmigo, ¿entonces por qué no hacer eventos de 450$? ¿O de 120$? Tal vez deberíamos ponerle el cierre al verano con un evento de 50$ de buy-in que recibiera a 182.382 jugadores). 

A esto, luego añadió:

"Entiendo que todo el mundo quiere formar parte del festival, pero también creo que hay que poner el límite en algún sitio. Para mí, el buy-in mínimo debería ser 1.000$. Si quieren seguir juntando estos fields masivos, hay que estar mejor equipado y preparado para manejar este volumen de gente".

Y es que en parte, a Doug Polk no le falta razón. La sensación de caos cuando se camina por las dependencias del Rio en jornadas donde conviven eventos tan masivos como el BIG 50 o el $600 DeepStack que ha comenzado hoy, es palpable. Resulta difícil moverse por los pasillos, los jugadores han de soportar colas kilométricas para registrarse, para acceder al mostrador de cobros e incluso para ir al baño, lo que para muchos -para los más acostumbrados a participar en las WSOP desde hace años, de hecho- mina claramente la experiencia de jugar en el festival más importante del año. 

Esta idea de Doug Polk, va en cierto modo siguiendo el hilo argumental de algo que ayer también lanzó en Twitter su buen amigo Ryan Fee (con quien ganó el evento por equipos unos años atrás). Lo que Fee proponía era crear una nueva categoría de brazaletes que doten de mayor prestigio a aquellos eventos más caros, evitando así que puedan tener el mismo peso con el paso de los años un (por ejemplo) Evento Principal que un torneo de 600$ de buy-in.

(Idea para las WSOP: crear una nueva categoría de brazaletes. Tal vez solo entregados a los ganadores de eventos de 5.000$ o 10.000$ de buy-in. Con todos estos eventos de bajo buy-in o eventos online, lo que se consigue es reducir el prestigio de ganar un brazalete, pero admito que sigue siendo genial ganar uno. Con esta idea, conseguir ganar un "brazalete de élite" sería una nueva meta por la que pelear). 

¿Opiniones al respecto? Sabemos que las WSOP son poco fans de realizar cambios tan drásticos, pero lo que es indudable es que hay mucho margen de mejora para que estos eventos tan multitudinarios sean un éxito rotundo, al fin y al cabo son muchas las voces discrepantes que aparecen con cada uno de estos torneos, si bien es sabido que no siempre llueve a gusto de todos. 

¿Se solucionaría esto con una nueva ubicación de las WSOP? No olvidemos que los rumores sobre la mudanza a un nuevo espacio en el corazón del Strip son una realidad, aunque por ahora son eso, rumores. 

El primer millonario de las WSOP 2019

- 4 junio 2019 - Por Alex

Ben Heath se anota la victoria en el $50k High Roller y se lleva 1.484.085$ y su primer brazalete

Ben Heath

Cuando los seis protagonistas de la mesa final del Evento #5: 50.000$ High Roller NL Hold'em for the 50th Annual volvían a la acción, solo uno de ellos tenía como objetivo ganar su primer brazalete de las WSOP. Los otros cinco ya sabían lo que era enfundarse, por lo menos una vez, una pulsera de oro con esas que las Series Mundiales distinguen a sus ganadores. Ben Heath era el único que no sabía lo que era ganar en Las Vegas, pero ahora ya puede borrar esa tarea de su lista de pendientes.

El jugador británico es, a día de hoy, un habitual en los torneos más importantes celebrados en el viejo continente. Suele ser habitual verle participar en los torneos de alto buy-in del circuito EPT, pero hasta ahora no sabía lo que era conseguir un gran resultado en la cuna del poker. Hasta hoy. De hecho, Ben Heath ha conseguido su mayor resultado hasta la fecha, y también el primero por valor de siete dígitos, convirtiéndose además en el primer millonario en esta 50ª edición de las WSOP.

Se tuvo que medir a una mesa llena de "sospechosos habituales", con jugadores de la talla de Nick Petrangelo, Dmitry Yurasov o Andrew Lichtenberger, a quien derrotó en el heads-up por la vía rápida. Apenas 20 manos de cara a cara hicieron falta hasta que tiraron un "cooler" que se remató con un "bad-beat" a favor del británico.

Al inicio de la mano, las cuentas eran de 14 millones para el americano por los 19 del británico. Las ciegas eran 125k/250k con BB Ante de 250k. Lichtenberger abrió a 650k, Ben Heath le resubió a 2,4 millones antes de que el americano decidiera ir "all-in" antes de las comunitarias, un envite que Heath no tardó en aceptar viéndose claramente dominado:

Ben Heath: AJ
Andrew Lichtenberger: AK

Parecía que "Luckychewy" pondría el marcador muy a su favor, hasta que una J en la ventana inclinó la balanza en su favor. Ahí acabó la mano. El board se completó con 531010. El torneo había acabado, con una segunda posición por valor de 917.232$ para Andrew Lichtenberger, mientras Ben Heath era el que se hacía con el casi millón y medio de dólares que esperaba al ganador, además del brazalete de oro que distingue a los campeones.

Resultados de la Mesa Final

Ben Heath ganador

Puesto Jugador Premio
1 Ben Heath (UK) 1.484.085 $
2 Andre Lichtenberger (EE.UU) 917.232 $
3 Sam Soverel (EE.UU) 640.924 $
4 Dmitry Yurasov (Rusia) 458.138 $
5 Nick Petrangelo (EE.UU) 335.181 $
6 Chance Kornuth (EE.UU) 251.128 $
7 Elio Fox (EE.UU) 192.794 $
8 Cary Katz (EE.UU) 151.755 $
9 David Einhorn (EE.UU) 122.551 $

La polémica de la que todos hablan

Antes de que se llegara a la fase 3-handed, con todavía Dmitry Yurasov sobre el tapete, ocurrió una mano que tuvo a Sam Soverel como claro (y polémico) protagonista. 

La mano en cuestión empezó con Soverel abriendo en primera posición a 400k (ciegas 100k/200k-200k). Yurasov, sentado justo a su izquierda, se restaba por 4,93 millones. Lichtenberger en ciega pequeña se retiraba rápidamente y Ben Heath, que estaba en la ciega grande con el stack dominante del momento, pedía la cuenta de Yurasov al recibir AQ.

En este punto, Heath necesitó gastar una extensión de tiempo mientras analizaba su acción. Tenía que tener en cuenta no solo que había un restado, sino que también había un primer agresor que todavía debería hablar tras su decisión, sin embargo, Sam Soverel se adelantó a Ben Heath mandando al mazo sus cartas, pensando que cuando lanzó su extensión de tiempo al dealer, lo que había hecho era muckear sus cartas, una acción lógicamente punible en cualquier otra situación, máxime en una de tanta trascendencia económica. Ben Heath, ya sin tener que preocuparse por la decisión de Soverel, pagó rápidamente lo que no gustó a Yurasov que tenía A10.

La mano acabó derivando en la eliminación en cuarta posición de Dmitry Yurasov. Con el ruso fuera de combate se iniciaba una intensa polémica en las redes sociales, con Isaac Haxton como claro abanderado. 

"Ike" no se mordió la lengua. Aseguró en las redes sociales que Soverel debería haber quedado descalificado, y acreditarle el premio de la cuarta posición, no de la tercera como se acabó llevando. Según Haxton, el movimiento de Soverel fue totalmente intencionado. 

"Sí, he visto el vídeo, y tras verlo pienso al 99% que fue intencionado. Su actuación puede parecer respetable, pero se da cuenta de su error demasiado rápido, y todos sus movimientos desde que el time-bank pisa el tapete son antinaturales y sobreactuados". 

El vídeo del que Haxton habla, por cierto, lo podéis ver por vosotros mismos a continuación (cortesía de PokerGO):

Pero Haxton no tuvo suficiente con limitarse a lo que había visto en el vídeo, pues tuits posteriores en los que no rehusó contestar a las defensas de muchos hacia la figura de Soverel, dejaban a entrever que la de hoy no fue una acción puntual. Según Haxton se atreve a confirmar públicamente, no es la primera vez que Soverel protagoniza actitudes digamos "al borde del reglamento".

"Nunca antes había visto nada tan atroz, pero sí, digamos que de todos modos tiene una reputación de intentar escaquearse en los cambios de mesa cuando le va a tocar ser la ciega grande, de muckear sus cartas a propósito en situaciones de "all-in" en las que es obligatorio mostrar, etc".

No contentos con las declaraciones de Haxton, por la red de micro-blogging apareció también Justin Bonomo para sostener todavía con más fuerza la teoría de Haxton de que lo que Soverel había hecho no había sido malintencionado, todo lo contrario. 

"Lo que Ike dice en sus tuits anteriores es solo una pequeña parte de un largo historial de situaciones al límite del reglamento. La mayoría de ellas son de pequeña importancia, pero nunca ha mostrado arrepentimiento al respecto. Él disfruta de estas cosas y no parece importarle un carajo".

Lo cierto es que la captura que Bonomo adjunta es bastante demoledora. En ella se puede ver a Soverel admitiendo que "Como Cary Katz lo hace siempre...". 

Sin duda, la polémica está servida, y algo nos dice que seguiremos escuchando hablar de ella.