Top 5: Salsa en TV - Edición WSOP

Por dentro

Pecar de vergonzoso puede estar a la orden del día en algunos momentos, no así en el póker. Disfruta de una buena dosis de incomodidad con los 5 momentos más vergonzantes de las WSOP.

Artículo original: Antoine Vanini "PonceP"
Traducción y adaptación: Alex Hernando

Top 5

El póker televisado es un espectáculo de interacción social. Si al público le apasiona un un juego de cartas descubiertas en la pequeña pantalla es por su mezcla de emoción y acción. Añadamos una pizca de salsa y de personajes extraordinarios compitiendo en los campeonatos mundiales, y obtendremos la receta perfecta para lograr un explosivo programa de televisión. Excepto si se nos va la mano con uno de los ingredientes, lo cual podría derivar en un plato de difícil digestión y gran incomodidad para la eternidad. En este Top 5 descubrirás los momentos más incómodos de las WSOP, y sorpresivamente sin la presencia de Phil Hellmuth (posiblemente merecería un Top 5 solo para él).

Shut up, man

Estás en el Día 5 del torneo más importante del planeta, el 10.000 $ Main Event de las WSOP. Solo te separan 100 jugadores de materializar el sueño de todo jugador de póker. Con 60 ciegas, tienes todas las razones para concentrarte al 100% en dar tu mejor juego. Es entonces cuando la mesa televisada cobra toda la atención.

Se necesita algo muy fuerte para desestabilizar al profesional estadounidense Kyle Keranen. Como por ejemplo coincidir en la mesa con un jugador aficionado como es Curtis Rystadt. La estrategia de este último es clara: él ha llegado hasta ahí para divertirse, al precio que sea, incluso aunque sea el único que comparta ese punto de vista. Su flujo continuo de palabrería y sus bromas aunque sean incómodas, parecen solo hacerle reír a él mismo, logrando que nuestro experimentado pro pierda la paciencia. La conversación, cargada de salsa, alcanzará tintes dramáticos. Solo puede quedar uno, te dejamos descubrir cuál de ellos será.

You lost, bro

No es necesario contar la historia del "you lost bro" con demasiado detalle, pero seguro que será bueno refrescar un poco tu memoria. Para aquellos que por 2012 no estuvieran muy familiarizados con la escena del póker, nos volvemos a encontrar fase avanzada del Main Event, ya solo con 50 jugadores restantes y el australiano David Balkin se ve en una situación bastante favorable con su trucha de dieces contra el As-Jota de Gaëlle Baumann. Tanto es así que cuando pushea a la francesa en el river y escucha el "call" inmediato de la Team Winamax, rápidamente celebra el bote de más de 7 millones de fichas que cree haber ganado. 

Salvo por el detalle que cuando cayó el river, la Team Winamax francesa conectó unas nuts que el australiano no supo ver. Rob Salaburu fue el encargado de devolverle a la Tierra con una frase que desde entonces se ha convertido en una de las más famosas del mundo del póker. Al australiano no le quedó otra que felicitar a Gaëlle pese a la incomodidad del momento, antes de caer eliminado en 18ª posición llegados ya al Día 7 del Main Event. Un vídeo que seguro no te cansarás de ver una y otra vez.

Where is my f****ing cocktail?

Scotty Nguyen es un gran campeón, nadie puede discutirlo. Con 47 victorias en el circuito presencial, más de 12 millones de dólares en ganancias y cinco brazaletes de las WSOP en su muñeca acumulados a lo largo de sus 30 años de carrera, su ingreso en el Poker Hall of Fame en 2013 es más que merecido. Excepto por el hecho de que Scotty es también conocido por sus idas de olla en las mesa, a menudo debido su tendencia a refrescar el gaznate con distintos brebajes con carga etílica. Y en caso de que haya deeprun para el campeón estadounidense, los vasos se le pueden llegar a acumular. 

Como en 2008, durante las final del prestigioso 50.000 $ H.O.R.S.E., durante el cual Scotty se colará en diversas ocasiones, haciendo partícipes a su intoxicación tanto a sus rivales como a los camareros, visiblemente reacios a seguir sirviéndole. El estadounidense Michael DeMichele pagará el precio, sin abandonar sin embargo su respeto por un oponente que sobrepasó de largo el límite permitido de alcohol en sangre. No evitará que Scotty acabe ganando el torneo y se lleve los 2 millones de dólares que esperaban junto al que fuera su quinto brazalete, eso sí, frente a las miradas de los espectadores notablemente avergonzados de ver a su ídolo desde otro ángulo. Se disculpará por su comportamiento unos días más tarde de su victoria. Estás disculpado, baby. 

El taladro

"Debe haber un club de admiradores de Hevad Khan en alguna parte, pero parece que aun no ha llegado al Rio", dijo Lon McEachern, comentarista de la ESPN. El circo de Hevad Khan no ha hecho más que empezar, cuando nos encontramos en fase avanzada del Evento Principal de 2007, cuando solo podemos escuchar los gritos y aspavientos de este joven jugador de 22 años, ex-profesional de StarCraft más tarde reconvertido a las cartas.

Hay que decir que tiene su propia forma de celebrar cada bote ganado, una liturgia compuesta de aplausos, aullidos y bailes, en detrimento de sus rivales que intentan concentrarse en su torneo. Tanto fue así, que al año siguiente se redactó una nueva norma que llevaba su nombre la cual impediría cualquier celebración ruidosa. Pese a todo, Hevad conseguiría terminar en 6ª posición en aquel Main Event, logrando un premio de 950.000 $ antes de desaparecer por completo del radar, pues su último resultado data de 2009. Estamos seguros que si siguiera en el circuito, nos hubiéramos enterado.

Like a boss

Los ames o lo odies, William Kassouf dejó huella en el Evento Principal de 2016, sin dejar a nadie indiferente. A lo largo de su carrera, el jugador inglés ha ido encadenando polémicas, acumulando advertencias de los directores de torneos por donde ha pasado, jodiendo a sus rivales con sus estratagemas y alimentando las discusiones en la atmósfera del póker. Si los espectadores estaban encantados con su discurso basura llevado al extremo, los jugadores que compartían mesa con él no se mostraban muy contentos viendo cómo pasaba el tiempo con cada una de sus polémicas. Hasta el punto de escuchar cómo le pedían tiempo sistemáticamente cada vez que la acción llegaba a su turno en el día 6 de competición.

Hasta que llegó esta famosa mano, contra el canadiense Griffin Benger, que simplemente se volverá loco y le dirá en voz alta al jugador inglés lo que todos los que se fueron cruzando en su camino hubieran deseado decir pero no se atrevieron. Difícil de argumentar, en este caso, quién cruzó la línea del decoro, pero lo cierto es que Kassouf acabó su torneo en 17ª posición para alegría de los allí presentes. Check your privileges, le gritó Griffin. 

Y para ti, ¿cuál sería el Top 5 en este aspecto?

Todos los artículos del Top 5 poker


PonceP

Periodista de poker. Comenzó a jugar antes de la pubertad. Todavía no la ha pasado.

Suivez PonceP sur FacebookSuivez PonceP sur Twitter