TOP 5: Los peores fichajes del FC Barcelona

Por dentro

Los culers deberían mantener la cabeza fría a pesar de la llegada de Robert Lewandowski: otros grandes atacantes ya han fracasado allí.

PARTIDO

EMMANUEL AMUNIKE

Emmanuel Amunike fue uno de esos jugadores que dejó huella en la Liga española, más conocido por ser el padre de Luis Enrique, según fuentes no confirmadas, que por lo que hizo sobre el césped. Lo cierto es que su paso por el Barça no fue pródigo en goles, pero sí en material de “meme”. Este talentoso futbolista nigeriano hizo un gran papel con su selección en el Mundial de 1994, y eso le abrió las puertas de Europa, concretamente del Sporting de Portugal.

Allí hizo dos buenas temporadas, y el Barça lo fichó en el verano de 1996 por 4 millones de euros. Realmente nunca fue un mal jugador, pero tuvo muy mala suerte con las lesiones de rodilla, y eso le impidió triunfar en el Barça. Lo típico. Jugó un total de 26 partidos en el Barça desde 1996 hasta el año 2000. Durante esta etapa, Amunike levantó dos Ligas, dos Copas, una Recopa y una Supercopa de Europa, marcando una época en la banda del Camp Nou, concretamente sentado en el palco.

GEOVANNI DEIBERSON

Geovanni Deiberson Maurício (cuidado eh, no confundir a este Geovanni con el bueno, Giovanni Silva, el de las famosos cortes de manga en el Santiago Bernabéu), fichó por el Barça en 2001 procedente del Cruzeiro, y una cifra nada económica: 21 millones de euros. Tras la polémica marcha de Luis 'el mayor traídor de la historia' Figo, el presidente Joan Gaspart fichaba a todo lo que se movía, y pagó auténticas barbaridades por jugadores tan mediocres como este. Su balance fueron 800 minutos jugados y un gol, y en 2003 se fue cedido al Benfica.

Después de Portugal se fue a Brasil, y de manera sorprendente el Manchester City lo recuperó en 2007, donde tuvo una leve mejoría. Actualmente está retirado.

KEIRRISON

Keirrison de Souza Carneiro (bonito nombre) llegó al Barça en 2009 por 14 millones de euros, sí, sí has leído bien: 14 millones de euros, y fue encadenando cesiones en el Benfica, Fiorentina y varios clubes brasileños hasta 2014, cuando acabó contrato con el Barcelona, habiendo disputado la increíble cifra de: cero partidos, tanto oficiales como amistosos.

Me gustaría poder contaros qué tal jugaba este delantero, pero nunca lo ví jugar, el primer y último momento que se le vió con la camiseta del FC Barcelona fue en su presentación. Actualmente milita en el Palm Beach Stars, en Florida.

MAXI LÓPEZ

El delantero argentino llegó a Can Barça en el mercado de enero de 2005 procedente de River Plate, por casi 7 millones de euros. Estuvo temporada y media, y la verdad es que no tuvo nunca la oportunidad de brillar, ya que una lesión en su primera campaña y la llegada de Eto'o en la segunda, hicieron que no tuviese hueco en el equipo. Pero un hombre capaz de anotar un gol en Champions League y celebrarlo como una gallina merece todo nuestro respeto. 

Apenas anotó dos goles en dos temporadas, pero curiosamente uno de ellos fue bastante importante, al mes de llegar el equipo. Salió del banquillo y marcó el gol del empate contra el Chelsea en los octavos de Champions, y luego le dio la asistencia a Eto'o para el gol de la victoria, aunque finalmente no sirvió de nada, porque el Barça fue eliminado en el partido de vuelta. Actualmente está retirado y es el propietario del Birmingham City.

PHILIPPE COUTINHO

El seis de enero de 2018 el Barcelona ponía punto y final a uno de los grandes culebrones de la temporada. Después de un tira y afloja con el Liverpool, Coutinho por fin aterrizaba en Can Barça. Philippe llegó como una de las grandes promesas para solventar la ausencia de Neymar, incluso muchos decían que si no funcionaba en el ataque podría ser el sustituo perfecto de Iniesta en el centro del campo. Spoiler: ni uno, ni otro.

Un año y medio después acabó cedido con el Bayern Múnich. Nunca entró en los planes de Valverde y sus actuaciones dejaron mucho que desear. Anotó 21 goles en 76 partidos jugados. Se podría decir que lo más destacable que hizo fue meter 2 goles en los cuartos de final de la Champions League, precisamente al propio Barça, durante su cesión en el Bayern de Múnich en el famoso 2-8. Este mismo verano ha salido por 20 millones de euros rumbo al Aston Villa. En mi humilde opinión, el peor fichaje de la historia del club catalán. 

¡Síguenos!

t in f wtv


Ivan

“El fútbol es la cosa más importante de las cosas menos importantes”

Suivez Ivan  sur Instagram