Top 5: Los malos hábitos del póker online (y cómo evitarlos)

Por dentro

Top 5: Los malos hábitos del póker online (y cómo evitarlos)

El Team Winamax te trae la guía definitiva de las cosas que NO debes hacer cuando inicias sesión. ¡Coge papel y lápiz!

Para jugar al póker en línea no hace falta mucho. Basta con conocer las reglas básicas, contar con un dispositivo con conexión a internet y estar bien registrado en nuestra plataforma. Ahora bien, si lo que se busca es progresar y subir de nivel no solo vale con lo anterior. Hace falta tomárselo en serio. Y cuando decimos tomárselo en serio nos referimos a la necesidad de evitar ciertas malas prácticas. El Team Winamax te ayuda a no caer en ellas.

Jugar en condiciones poco óptimas

deyraUn sofá cómodo, el portátil sobre las piernas, una cervecita en la mano, la serie de turno en la televisión, una pizza recién sacada del horno, la parienta como rail casero o los amigos llevándote en volandas… A primera vista todo suena idílico. El escenario perfecto para echarse unas sesiones sin presión. El hábitat natural del grinder medio. Pero no te engañes: en realidad es una combinación desastrosa de elementos distractores que nunca te ayudará a que llegues lejos, juegues el torneo que juegues. Al contrario, torpedearán tus esfuerzos y no sabrás por qué. Empezando por el tema del sofá. La comodidad no está siempre reñida con el rendimiento. De hecho, hay muchas malas posturas que parecen agradables, pero que influyen negativamente en nuestro buen hacer. Para grindar como se debe hay que disponer de un espacio de trabajo fijo bien organizado y dejarse de cambiar según venga en gana. “La oficina es como la cabeza: si no está bien amueblada nunca llegarás a pensar bien”, comenta tajante el Team Winamax francés Adrien Delmas. “Si quieres que el naipe sea más que un simple pasatiempo debes contar con un espacio reservado para ello. No vale habitación en la que duermes”. Un parecer que comparte su compañero de equipo Aladin Reskallad: “Seguro que muchos principiantes fantasean con ganar millones tirados en el sillón en calzoncillos… Nunca sucederá. Además, mantener una posición ergonómica facilita la concentración”. Aunque hubo un tiempo en el que el galo no lo veía así: “Cuando comencé a jugar en línea me compré un ratón inalámbrico para poder jugar desde el sofá y con la tele como pantalla. No hace falta decir cómo me lo agradecían mi espalda, mis muñecas y mi cuello. ¡Por no hablar de mi técnica en las mesas!”. 

Pierre CalamusaLa herramienta de trabajo es también capital para pinchar. El ordenador es al jugador lo que el bisturí al cirujano. Si va lento, se cuelga, se recalienta, se bloquea o la batería dura poco podrá costarte la sesión y, en muchos casos, hasta más dinero del que valdría uno nuevo. “Disponer de las condiciones materiales propicias nos evitará disgustos varios”, señala Reskallad.

En lo que se refiera a la hidratación Delmas lo tiene claro: “Obviamente el consumo de alcohol o estupefacientes está descartado”. Lo aconsejable es mantenerse fresco con un buen zumo de frutas cargado de vitaminas. ¿Y en lo relativo a los sólidos? Di no a la comida rápida. “Sentirse ligero es esencial para que la digestión no te pille en plena sesión”, recomienda Ivan Deyra. “Comer mal tiene consecuencias directas en la toma de decisiones y dificulta entrar en la ‘zona’”, concluye el campeón del mundo.

Romain LewisMens sana in corpore sano, reza el dicho. De nada sirve estar a tono físicamente y estar bien equipado si lo que falla es el estado de ánimo. “Hay que prestar atención a las señales del cuerpo. Si te sientes cansado, pesado o sin ganas de jugar lo mejor es parar un ratillo. Desconectar haciendo algo que relaje la mente”, aconseja de nuevo el galo. Aunque también podría firmarlo Guillaume Diaz. El también w roja recomienda administrar bien las horas y “trabajar el juego durante el momento adecuado”, en vez encadenar sesiones en un estado de concentración poco óptimo. Lo mismo ocurre con la falta de sueño. “Jugar sin estar bien descansado es horrible”, confiesa Pierre Calamusa. “Crees estar fresco a las 20:00 h y a las 23:00 h no puedes más”. Y concluye de nuevo Díaz: “Está claro que jugar en condiciones malas puede destruir el ROI a medio plazo”. - Rootsah

Ignorar las pausas

break“Las pausas son superimportantes. Hay que saber cuándo desconectar. Hay que ir a estirar las piernas de vez en cuando”, entra de lleno Guillaume Díaz. El póker no es una actividad que a priori requiera un gran esfuerzo físico y esto, de alguna manera, puede llevar a equívoco. Más de uno cree poder con todo y a todas horas. Craso error. En los torneos presenciales los breaks están claramente fijados, pero en línea no es así. Aunque la importancia es la misma. “Los descansos son para no pensar en el naipe”, ahonda Ivan Deyra, quien se toma este aspecto muy en serio. “Personalmente, los ocupo haciendo estiramientos y ejercicios de respiración”. Ya en un blog de 2019 apuntaba lo siguiente: “Utilizo un baremo de 0 a 100 para estipular mi nivel de ansiedad. Tras ello, cierro los ojos y hago ejercicios de respiración para bajarla hasta 0. Podemos utilizar la misma técnica para aumentar nuestra confianza, determinación, control... en el sentido inverso hasta llegar a 100”. Asimismo, Deyra añade que salir a correr y desfogarse con una actividad física siempre viene bien. - Flegmatic

La mala gestión del tiempo

tiempo dalir
Cuando un jugador comienza un torneo siempre lo hace con el mismo objetivo: ser el último en cerrar la sesión. O al menos esa es la intención, ya que a veces la aventura termina antes de lo esperado. ¿Pero qué pasa si el run dura más de lo habitual? “Hay que mirar bien los horarios del torneo para no parecer un zombi a la mañana siguiente”, aconseja Aladin Reskallah. “También conviene dejar todo gestionado antes de sentarse a hacer clic: los niños acostados, la compra hecha, la novia ocupada, etc.”.

Guillaume Díaz prefiere centrarse en la sesión en sí: “Conviene construirse una rutina pre y post tiempo de juego. Fijarse objetivos para luego evaluarlos”.  Además, el francés advierte de lo peligroso que puede ser abrir el lobby y meterse en lo primero que salga. La improvisación no debe tener cabida en el planning, pues “la falta de preparación hará que malgastemos ciegas desde la primera mano”. Empezar bien es importante, pero más lo es acabar bien, y en ese sentido darles (o no) ventaja a los adversarios durante los primeros compases de la partida puede marcar la diferencia. - Flegmatic

Abrir demasiadas mesas / mezclar los buy-ins

ElkYEn 2009, el francés ElKY entró en El libro Guinness de los récords tras desplegar 62 torneos Sit&Go durante una sesión de una hora de duración. Impresionante, sí, pero también hay que tener en cuenta que el galo es un jugador profesional de reconocido prestigio en todo el mundo. Y que sabía lo que hacía. Quizás llegues a ese nivel con el tiempo, pero lo aconsejable es ser precavido de primeras y no meterse en jardines innecesarios. A veces es complicado. La tentación está ahí. Sobre todo, los domingos. ¿Quién no se ha visto sumergido en una sesión con 10 o 12 mesas abiertas cual bróker de Bolsa? Sin embargo, un principiante no debería superar las seis mesas. Lo contrario es arriesgado. Hay que tener los cinco sentidos puestos en cada partida y no dividirlos o ver los movimientos de los adversarios por el rabillo del ojo cual camaleón.

¿Y el tema de los buy-ins? ¿Debe un jugador acostumbrado a participar a torneos de 5 o 10 € lanzarse a nadar en aguas más profundas por el simple hecho de haber ganado un satélite para el Main Event? Pierre Calamusa lo tiene claro: “Estar pendiente de los torneos habituales y abrir paralelamente otro más caro no es una buena idea. Desequilibra la sesión. ¡Imagínate que busteas del HighRoller! ¿Crees que vas a seguir con la misma intensidad el resto de eventos?”. Pero no hay que resignarse. El truco está en tomarse ese torneo caro como una velada especial en la que te das el gustazo de aspirar a más. “La noche en la que juegues fuera de bankroll solo puedes abrir la mesa en cuestión. Dos como máximo, para así concentrarte a fondo. Además, con esta dinámica mantienes la proporción de buy-in medio, ya que, por ejemplo, un torneo de 100 € equivaldría a diez de 10 €”. - Benjo

Imitar a las estrellas… a lo loco

Davidi y Mus
Como siempre recuerdan los miembros del Team Winamax siempre hay que fijarse en los mejores. Y aprender de ellos. Es una cuestión casi de mimetismo. Observar su lenguaje no verbal y dejes en las mesas. Absorber, interiorizar y, en la media de lo posible, poner en práctica. Ahora bien, esta última parte tiene su intríngulis. No se trata de reproducir lo que se ve en las citas más importantes del circuito mundial de manera maquinal, sino de incorporarlo respetando las particularidades individuales. “La clave para no morir en el intento es adaptarse a los diferentes factores del juego: la dinámica de la mesa, el momento del torneo y, por encima de todo, al estilo de los adversarios”, aconseja Davidi Kitai. Lo que básicamente significa no emular los famosos hero calls del belga en el Cocktail (5 €) de Winamax. “En los límites pequeños la mayoría de los jugadores no aplican el GTO, así que de nada servirá intentar imitar lo que hacen los jugadores HighStakes”, añade KitBul antes de ejemplificarlo: “No hay que optar por un hero call solo porque contamos con bloqueadores interesantes. Nadie tiene rangos equilibrados. Si se opta por un hero call en el river frente a jugadores menos aguerridos el razonamiento debería ser: ‘Visto el desarrollo de la mano, no creo que mi adversario lleve las nuts. No me parece lo suficientemente bueno para value thin un juego medio. Lo que busca con esta apuesta es llevarse el bote porque no lleva nada. Igualo’. En los límites pequeños hay que usar el sentido común en vez de las matemáticas”. Y prosigue: “Si un jugador es tight, hay que intentar volarle las ciegas; si otro tira muchos cañonazos, lo suyo es resubirle con buenas cartas para obligarle a farolear…”.

Davidi es toda una referencia mundial a la hora de encontrar los puntos débiles de sus contrincantes, cualidad que también aprovecha en los torneos de la casa cuando los fields son blandos. “Hay que prestar atención a todo lo que envuelve a los adversarios para así dar con las fallas”. Asimismo, KitBul también se ha percatado de cómo el Team Winamax influye a sus seguidores: “En Winamax muchos juegan con Dama-8 contra mí porque saben que es mi mano fetiche, así que cuando un jugador me habla por el chat y me envía posteriormente todo su stack siempre meto Q-8 en su rango”. Es fácil imaginar cómo acaba la cosa. - Rootsah

Las páginas a seguir:

t @Winamax_España / @WinamaxDeportes


in @Winamax_Espana 


f Winamax_España / Winamax Deportes


wtv Winamax_España


ManuS

Periodista de póker. En mis entrevistas, los jugadores siempre reciben las mejores cartas.