Top 5: descifrando a Leo Margets

Por dentro

Top 5: descifrando a Leo Margets

Con 37 primaveras recién cumplidas, Leo Margets lleva en lo más alto de la competición desde hace casi quince años: es hora de conocer un poco más a una jugadora acostumbrada a romper moldes.

“No es el hecho de conseguir un buen resultado lo que te convierte en un jugador profesional, es la actitud". Leo Margets descubrió el póker en una época de toma de decisiones, de andanzas iniciáticas, de primeros pasos en el mundo laboral. Con 22 años y su título de graduada en Económicas en Londres, se tomó un tiempo para descubrir el mundo y viajó a Sudamérica y a Australia. Más tarde, ya especializada en gestión deportiva, se puso a trabajar para la prestigiosa consultora IMG. Tenía un currículo competitivo y un trabajo acorde con éste, pero algo no iba. Faltaba la vocación. Faltaba el tintineo de las fichas, las luces de neón y los suelos enmoquetados.

El naipe, amor a primera vista

Leo M.Con 37 primaveras recién cumplidas, Leo Margets lleva en lo más alto de la competición desde hace casi quince años. Es una habitual de las citas más importantes del calendario del naipe, tanto a nivel nacional como internacional, y un referente para las nuevas jugadoras. Se fijan en ella, la siguen y escuchan lo que dice. En 2009 copó todos los titulares con su inolvidable actuación en el Main Event de las World Series of Poker, el segundo mejor resultado en la historia del póker patrio por aquel entonces. En 2018, cuando se incorporó a las filas del Team Winamax, declaró lo siguiente: “Nunca pensé que esto se convertiría en mi trabajo, pero el póker me fascinaba y quería progresar y mejorar siempre. Como resultado me he convertido en una jugadora profesional, aunque nunca fue mi propósito inicial”. Sin embargo, lo que la catalana se reservó fue cómo empezó en este mundillo.

declaracion 1

Una historia que se aleja bastante de los convencionalismos que solemos escuchar. Si la mayoría de los jugadores aseguran haber dado sus primeros pinitos por influencia familiar, al ver amigos jugar o tras tragarse las emisiones de High Stakes Poker, el caso de Margets es bien distinto. “Por aquel entonces salía con un chico que se llamaba Cristian. Durante nuestra primera cita, y al ver que todo iba bien, le propuse ir a tomar una copa. No obstante, me comentó que le era imposible, ya que había quedado para jugar una timba de póker”. La catalana, lejos de tomárselo mal, decidió acompañarle para así intentar averiguar de qué iba ese compromiso ineludible. “Se trataba de un Sit&Go con unos amigos. Yo miraba aburrida y tan solo deseaba que le eliminaran”. Esa noche dio lugar a dos bonitas historias de amor: una que duró once años y otra que tiene visos de ser para toda la vida. A buen entendedor…

Todo queda en familia

Alvar MargetsLeo no es la única Margets prendada de la baraja francesa. Su primo Alvar Margets (en la foto con Calamusa) también lleva bastante tiempo bebiendo los vientos por el naipe. A más de uno le sonará su cara... ¿Sale en En la mente de un Pro? ¿Está en el top 10 de la clasificación Hendon Mob? ¿Participó en la Top Shark Academy? No, no y no. Alvar también forma parte de la familia Winamax. Trabaja en Departamento de Eventos de la casa y es uno de los rostros más conocidos del Winamax Poker Tour (WiPT), pues siempre está al pie del cañón en cada parada. Como tantos otros empezó a cogerle gustillo a las cartas jugando timbas con los colegas, aunque gracias a Leo "pasó de ser un pasatiempo a un hobby más serio". De hecho, no es baladí que en su primera participación en un torneo de medios de la casa barriese a los allí presentes. Sabedor de la capacidad pedagógica de la w roja, Alvar nunca ha dudado en acudir a ella para mejorar su juego y comentar manos. 

Con respecto a cómo se vivió en el seno familiar el éxito de la Team Winamax, el catalán asegura que fue todo un poco de la noche a la mañana. "Cuando empezó como amateur casi nadie sabía que jugaba". Y un verano llegó el éxito. Y las portadas en los medios. Y el rúnrún se convirtió en contratos de patrocinio para viajar por el mundo de evento en evento. Siempre con su familia apoyándola de cerca y de lejos.

Fue una “superviviente”

Leo M. Supervivientes"No sé si fue Rebeca o Chiqui, pero en la isla se comentaba que Oriana se estaba liando con otro”. Así le confirmaba la Team Winamax a Jorge Javier Vázquez lo que Diego Matamoros iba contando por los mentideros de Mediaset en prime time. Por lo visto, Oriana no era trigo limpio. O sí. Bueno, eso es lo de menos. Lo que importa es que Leo rompió moldes (de nuevo). “Cuando la cadena me propuso en 2014 participar en Supervivientes mi primera reacción fue un poco a la defensiva. Yo asociaba Telecinco a programas de prensa rosa, marujeo, exposición de la vida privada… Por otro lado, el reality en sí me flipaba y no quería dejar escapar la oportunidad de vivir una experiencia única”.

quoute

Tras un mes pensándoselo, la w roja se armó de valor y decidió poner pie en el archipiélago de Cayos Cochinos (Honduras). ¿Qué podía salir mal? Muchas cosas. ¿Qué podía salir bien? Alguna que otra también. “Me lo pasé genial, pero fue muy duro. Y no por el tema del hambre. Lo peor era emocionalmente. Yo me consideraba más preparada que el resto de participantes, aunque ellos estaban en su medio y yo, no”. La aventura de la catalana fue breve pero intensa. El field era duro, el trash-talk constante y no había posibilidad de tirar una segunda bala. Además, no consiguió adaptarse enteramente a una variante de programa que, sobre todo, buscaba cuota de pantalla a través de las tramas entre los concursantes en vez del día a día en la isla. Pero que le quiten lo ‘bailao’.

El póker como estilo de vida

Juega bien tus cartassA principios de este año, Avi Rubin, profesor de la Universidad Johns Hopkins (Maryland) y apasionado del póker, decidió organizar un curso formativo sobre el naipe en su facultad para que en cuestión de semanas los inscritos aprendiesen los conceptos más importantes del Texas Hold’em a través de casos prácticos, exposiciones y revisiones de manos. La idea de fondo era simple: dejar de limpear los ases. Para el desarrollo del programa, que estaba dividido en catorce temas, contó con el asesoramiento del jugador estadounidense Steve Dannenmann, runner-up del Main Event WSOP 2015. Una iniciativa que recuerda a la que el profesor español Manuel Núñez García puso en marcha en 2014 en la Universidad Complutense de Madrid. Bajo el título Herramientas informáticas para los juegos de azar, este profesor de informática coordinó un temario con la asistencia del jugador de póker y bróker de Bolsa, Jorge Ufano, destinado a comprender mejor los entresijos del azar, las dinámicas de los heads-up y el metajuego en las mesas, entre otros.

Ambos proyectos vinieron a respaldar lo que Leo Margets defiende en Juega bien tus cartas. “El libro surgió por mi concepción del póker, que para mí es como un microcosmos de la vida. De hecho, escribirlo salió de manera muy orgánica. Tenía muchas ideas al respecto y empecé a darles forma para que tuvieran un hilo conductor, una estructura”. La Team Winamax expone de manera amena y didáctica durante 224 páginas la aplicabilidad de la psicología del jugador en la vida real a través de ejemplos y casos reales. Aborda temas como la suerte, el factor riesgo en la toma de decisiones, la gestión de la incertidumbre o la resistencia al cambio, es decir, invita a adoptar una mirada más analítica que pasional a la hora de hacer sacrificios. “Creo que es muy bonito explicar que el póker es mucho más que skill-game. Con las cartas desarrollas un montón de habilidades que te ayudan fuera de las mesas y a mí me gusta comunicarlo".

A golpe de Bio-Solver

Plantar un árbol, escribir un libro y... codirigir un pódcast "40 % conocimiento, 50 % pure fun, 10 % trolling". La vida moderna, vamos. Que Leo Margets es un culo inquieto lo sabe todo aquel que la siga por las redes sociales. Casi nada le es ajeno. Está bien informada y no se achanta ante los debates. No se trata de meterse en charcos, sino de mojarse cuando toca. En este sentido, hace unos meses lanzó con el también jugador de póker Manuel "Fairy Verde" Cortada la emisión Bio-Solver, que trata básicamente de todo lo anterior. "Un verano alquilé una casa en Marbella. Como mi amiga Fátima también encontró alojamiento, pues nos quedamos en la que pilló ella y yo puse la mía en Twitter para ver si alguien la quería".
 

El anuncio tuvo éxito y el sevillano se puso en contacto con ella porque le apetecía pasar unos días en la Costa del Sol con dos amigos, con lo que le venía de lujo. Aunque la cosa no quedó ahí. "Tras cerrar el trato me di cuenta que había reservado mi vuelo con antelación, así que llamé a Fairy para preguntarle si podía quedarme con ellos dos días". A pesar de conocerse solo de las mesas, ambos conectaron casi de inmediato. "Nos dimos cuenta de que nos interesaban las mismas cosas y seguíamos a la misma gente y, de repente, empezamos a grabarlo". Lo que empezó como una simple ocurrencia estival ya tiene más de mil seguidores en la red del pajarito y otros tantos en Youtube. Y lo más importante hoy en día: no dejan indiferente a nadie.

Las páginas a seguir:

t @Winamax_España / @WinamaxDeportes


in @Winamax_Espana 


f Winamax_España / Winamax Deportes


wtv Winamax_España


ManuS

Periodista. Aquí hemos venido a jugar. ¿O no?