En la mente de un Pro: Adrián Mateos, en la cuerda floja

Por dentro

Las primeras horas del Día 2 no están siendo especialmente fáciles para el madrileño en el partypoker MILLIONS de Barcelona. Es el momento de demostrar por qué ha sido seis veces consecutivas Spanish Player of the Year.

En la mente de un Pro En la mente de un Pro vuelve a las pantallas con una nueva temporada. Por delante, un buen puñado de episodios con los que tendrás la oportunidad de vivir el póker de élite en primera persona, aprender de los mejores y divertirte con ellos en el partypoker MILLIONS Barcelona 2018.

Tras seguir los pasos de Leo Margets durante un warm-up de 2.400 €, nuestras cámaras se encienden de nuevo para enfocar a otro integrante del Team Winamax: Adrián Mateos.

Dejamos a «La Máquina» justo antes de comernos las uvas de Año Nuevo recién clasificado para el Día 2 del Main Event del partypoker MILLIONS de Barcelona y con la respiración contenida.

El madrileño, que ha tenido que recomprar varias veces para mantenerse a flote en el torneo más importante del festival, se encuentra en una posición incómoda con unas cincuenta ciegas y un margen de acción limitado, lo que hace que cualquier movimiento pueda ser el último en la Ciudad Condal.

Sin embargo, a pesar de lo cuesta arriba que se presenta esta fase del evento, uno no es seis veces consecutivas Spanish Player of the Year por casualidad y Mateos está empecinado en, por lo pronto, conseguir su tercer ITM en este festival. ¿Hará valer el campeón su participación? La respuesta en este capítulo.

Si los subtítulos en español no se añaden automáticamente, haz clic en el botón "CC" que se encuentra abajo a la derecha del vídeo.

Realizado por Junior, Régis Léon y Paco con la colaboración de Angélique Thillays, Gabriel Kaluszynski y Thomas Paulin detrás de las cámaras.
Voz en off : David Luzago
Montaje : Junior, Régis Léon y Paco
Idea original y edición : Régis Léon
Medios técnicos : R2D2 Productions


ManuS

Periodista de póker. En mis entrevistas, los jugadores siempre reciben las mejores cartas.