[Blog] ¡Sí se puede!

Por dentro

[Blog] ¡Sí se puede!

Si hay algo que me gusta son los retos. Proponme algo que me ponga contra las cuerdas y que saque lo mejor de mí. Y si es un reto de póker, genial. Y si encima tengo a retransmitir en directo, mejor para todos.

Hace unas semanas Winamax me desafió en El Nitrometro. Un challenge que consistía en intentar levantar el máximo dinero jugando Expresso Nitro y con una banca inicial de 100 €. Si es un formato de por sí emocionante, imagínate ir escalando niveles al máximo ritmo posible en directo. ¡Una locura!

Es de sobra conocido que los Expresso es una modalidad que controlo y en la que siento como pez en el agua. Pero bajar a microlímites y contar con poco más de 20 horas… ¡La cosa prometía!

Como digo, otro de los atractivos del desafío era su retransmisión a través del canal de Twitch de la casa. La idea era usar los directos para compartir mis impresiones sobre las sesiones. Y en ese sentido sí era un neófito. ¿Qué era posible lograr y qué no? Me importaban sobre todo mis expectativas. Solo yo podía evaluar de verdad cómo de bien o no tan bien lo estaba haciendo. Al fin y al cabo, juego a diario a esta modalidad. Sé los ROI estimados de cada nivel, la varianza asociada, los swings, las probabilidades de bancarrota, etc.

Lo primero que hice, y que recomiendo hacer a todo el mundo que se proponga lograr ciertos objetivos en el póker, es estudiar todo lo que podía llegar a pasar, los escenarios posibles, a nivel teórico: ¿cómo de holgado iría con 100 € de banca si pretendía empezar en 1's y no podía bajar de nivel? ¿Qué probabilidad de bancarrota había? ¿A qué velocidad podría estar subiendo y escalando niveles? ¿A qué swings me estaba enfrentando con ciertos ROI? ¿Cómo podía optimizar la estrategia para maximizar ganancias? 

Una vez trabajada toda la matemática de los Expresso Nitro con ayuda del software Swongsim, ya podía saber a qué atenerme. Estimaba poder llegar a multiplicar la banca x2-2,5. Al fin y al cabo, tan solo iba a jugar durante 20 horas en un número reducido de mesas para facilitar que se pudiera seguir desde casa. No se podían hacer muchos milagros, aunque mi intención era dejarme la piel.

Expresso Nitro, modo de empleo

B. Gross
El reto dio comienzo el pasado 6 de diciembre. Al principio quería tomármelo con calma, pues la opción de apretar o tomar más riesgos estaría siempre ahí. Para mí la clave residía en intentar sumar poco a poco para que el camino fuera exponencial. Además, no tenía prisa. El primer día fue casi todo en 1's y runeé bastante bien, como dan fe los 135 € al término de la sesión. ¡Un 35 %! Era consciente de que no iba sobrado de banca, pero siempre que estuviera en positivo y pudiera poner el freno y bajar de niveles si la cosa se torcía, quería intentar una gestión de banca agresiva. A fin de cuentas, la gran diferencia con alguien que puede estar recorriendo el mismo camino de nuevas es que yo ya lo había hecho y sabía que era ganador, así que jugaba con ventaja ya que las dudas o incertidumbres que puedes tener al escalar niveles en mi caso no estaban.

Con esto en mente intenté establecerme en 2's teniendo 1's en el retrovisor por si había que bajar. Los Expresso, y en especial los Expresso Nitro, son una modalidad donde el corto plazo puede hacernos creer que estamos haciendo algo mal, aunque en el fondo estemos desplegando nuestro mejor juego. Esta varianza hay que tenerla en cuenta y dejar un margen de seguridad prudencial para evitar sorpresas.

Así, aunque el día 3 lo empecé con una banca cercana a 200 €, era consciente de que 100 buy-ins era todavía bastante justo para este tipo de modalidad. Sobre todo, cuando sabes que los swings pueden llegar de la misma manera. Por eso recomiendo ir con más margen de maniobra para no venirte abajo si la mala suerte hace acto de presencia. Mala suerte que todos tenemos y pudimos comprobar en directo cuando me badbeateaban una y otra vez durante el día 2, 3 y parte del 4. Al empezar el día 5 seguía con la misma banca, después de 2 jornadas igualadas. De cualquier manera, mi prioridad era intentar tomar las mejores decisiones y saber adaptarme a la forma de jugar de mis rivales en estos niveles, así como medir el riesgo en cada momento. Estuve intercalando 2's y 5's y al final del día la varianza me sonrió y pude terminar la jornada doblándome: 403 €.

Las jornadas 4 y 5 fueron muy parecidas en cuanto a EV, pero radicalmente distintas en lo relativo a resultados. Conseguí jugar a un muy buen EV para la modalidad (+ 40 cev). Sin embargo, también acabé en números rojos (-5 €). En otro momento doblé la banca (+210 €). En definitiva, el formato volvió a confirmar una gran regla: más allá del juego hay factores imposibles de controlar. Los multiplicadores, ese flip en un jackpot de peso, ese cooler con más o menos ciegas, la mala racha justo antes de subir de nivel… Afortunadamente pude acabar las dos últimas jornadas aparentando algo más y corriendo riesgos. Eso sí, todo ello con una buena dosis de paciencia cuando las cosas se torcían. Terminé el desafío tocando algo de 10's y, hacia el sprint final, con un Expresso Nitro cardíaco de 25's para deleite del público.

La estrategia estuvo clara desde el principio. Paciencia, intentar no desandar lo andado y tomar más riesgos en función del margen de maniobra. Añadí 476 € a los 100 € iniciales, o lo que es lo mismo, ¡un 476 % de rentabilidad! ¡De locos!

Moralejas varias

1. Me ha gustado retransmitir el reto vía Twitch y cada vez me siento más cómodos a los mandos del Stream Gang. ¡Me lo he pasado como un enano, así que gracias!

2. Siempre habrá días. Siempre. Da igual lo bueno que seas. Si no perdiéramos en el póker, este juego no sería todo lo bonito que es. Porque siempre ganarían los mismos y mucha gente dejaría de jugar. Aquí ganan los que no se rinden.

3. Si sabes que estás tomando buenas decisiones y que eres ganador, lo mejor que puedes hacer es echar horas y tener paciencia. Mucha. La paciencia también se entrena.

4. Saber un mínimo de estadística y planificar de antemano escenarios posibles te da entendimiento sobre lo que puede pasar y te ayuda a aceptar de antemano situaciones adversas.

5. Mirar el cajero o la gráfica lo único que te aporta es frustración e intentar cambiar cosas que no dependen enteramente de ti. Lo mejor es concentrarse, analizar a los rivales y olvidarse durante cada sesión de lo que se gane o pierda.

6. Para ganar dinero lo mejor es desvincularse de lo que significa el dinero y aprender a mirarlo en términos relativos con respecto a la banca. Así, cuando la cantidad es todavía pequeña podremos ser más pacientes ya que sabremos que ese 5 % ahora son solo 5 €, pero en el futuro será más.

7. Nuestra banca es nuestra vida en el poker, como en cualquier videojuego. Por tanto, hay que cuidarla. Jugar tranquilo y dentro de banca te hace estar menos nervioso y sufrer menos por cada bad-beat; en definitiva, darle menos importancia a cada mano. Y, a la larga, esto suma mucho dinero.

8. Bajar de niveles es de valientes e inteligentes. Hay que tragarse el ego, dejarlo a un lado. Bajar de nivel no supone ningún problema. Y si no lo hacemos, lo que nos comerá será nuestro cajero.

9. Con una gestión de banca dinámica y responsable bustear es casi imposible.

10. Y que a los Expressos o a lo que te propongas, se puede ganar de forma consistente y sostenible sin HUD ni estatus VIP. Solo hace falta estrategia, estudio y tener un poco de paciencia.

 ¡Buena suerte en los retos! ¡Sí se puede!

Borja "Timotty" Gross


Timotyy

El trotamundos malagueño ha ganado la primera edición de la Top Shark Academy organizada en España.

Suivez Timotyy sur FacebookSuivez Timotyy sur TwitterSuivez Timotyy sur Instagram