[Blog] Mi primera final en las WSOP

Por dentro

[Blog] Mi primera final en las WSOP
Ya hace dos semanas que llegué a Las Vegas. Este año decidí alojarme solo, en una especie de residencia privada, pero no muy lejos del Rio. ¿Las ventajas? Me puedo concentrar en mí mismo y mi rutina para ser más competitivo. Además, tengo mi propia cocina, así que estoy intentando comer lo más sano posible, lo que no siempre es muy común en Las Vegas. Por si fuera poco, también aprovecho para ir al gimnasio; creo que es primordial entrenar bien y mantenerse en buena forma.

En lo que concierne a mis objetivos de este año, quiero dos mesas finales (al menos una en las WSOP) y como un beneficio general de 100k $. La mayoría de mis buy-in están por debajo de los 1.500 $, así que tengo como meta hacer un 25 % de ITM. El objetivo principal y que más me motiva, como a cualquier jugador, es ganar un brazalete, algo que espero hacer más pronto que tarde.

Tras hacer un primer balance me doy cuenta de la importancia que han tenido para mí los tells en estas dos semanas de festival. He prestado bastante atención a la comunicación no verbal de los jugadores en las partidas, un aspecto que tendemos a infravalorar. En término de resultados, lamentablemente, no hay mucho que señalar: 2 ITM en una quincena de torneos jugados. ¿Lo mejor de todo? Eso sí, tengo dos amigos que han ganado un torneo ya, Arnaud Enselme en el Venetian y Thomas Cazayous en el 3K 6-max. ¡Ahora me toca a mí!

[Blog] Mi primera final en las WSOP
En este sentido, ¿qué mejor que un torneo shootout 3.000 $, con un field pequeño, para ir a buscar el brazalete? Estaba motivado, con la confianza al máximo, me siento en la mesa de 8 jugadores. Primera mano, pareja de Damas, ahí vamos con todo, mi rival tenía As-Rey y bueno, la típica. Rápidamente mi stack sube. Sin embargo, perdí dos botes grandes con unos rivers bastante crueles y me quedé bastante shortstack, un flip y fuera.

Lo bueno de la Ciudad del Pecado es que siempre hay otras oportunidades para quitarse el mal sabor de boca. Para ello, me apunto en un 1.000 $ WSOP Double Stack. 40.000 fichas en registro tardío. 500 /1.000 en ciegas. ¡Más de 5.000 inscritos! Hay muchos americanos que vienen a pasárselo bien y en mi mesa ya tengo un asiático que se está durmiendo. En el primer descanso ya voy con 80.000. Todo va sobre ruedas. Me doy cuenta de que Thomas Cazayous está en la mesa de detrás y nos ponemos a hablar sobre el torneo que ganó hace unos días. También pude hablar un poco con Alexis Fleur, que vino a darme ánimos.

Un día más tarde, mientras terminaba el Día 2 con 25 BB, Adrien Delmas se clasificaba para la mesa final del shootout. Let’s go! En cuanto a mí, podríamos decir que hice un hero call ganador justo después de cobrar y perdí un enorme flip en la última mano. Pero en general estoy bastante contento con mi juego durante esa jornada.

Otra historia

El Día 3 fue harina de otro costal. Evidentemente, ya estoy ITM y creo que quedamos como unos 500. Como cada día, me levanto a las diez y me voy al gimnasio a correr un poco. Para desayunar, lo típico: yogur griego, miel, fresas, almendras y chocolate negro. Una pequeña ducha y a visualizar lo que queda por delante. Hoy quiero jugar en la zona de confort: confiando en mi juego, con los músculos relajados, el espíritu tranquilo y sin perder de vista que no siempre se puede ganar.  Tras una hora bastante tranquila, me encuentro con una racha de 6 manos decentes, gano las 6 y cuadriplico mi stack. 70 BB y solo quedamos 100. Hay que seguir atento. Las horas pasan y… bueno… tengo algunos set-ups desfavorables que me hacen caer a las 30 BB. Jimmy Guerrero todavía sigue en el torneo, viene a darme algo de ánimos. «Vamos, Iván, eres el mejor de la mesa, hay que seguir concentrado». Tiene razón, solo quedamos 70 y la concentración es lo último que se puede perder. 

[Blog] Mi primera final en las WSOP
As-Dama en el cut-off. Abro hasta 215k con ciegas 50/100k, el botón cuenta su stack y shove 2,9 millones, yo tengo cerca de 3,3… ¡pago! El tío tiene 6-7 emparejado, la verdad es que no me esperaba esta mano. El crupier saca el flop: 6-4-As. Las siguientes dos cartas también son Ases, dándome un póker. Una mano transcendental. La siguiente también, aunque por razones diferentes. En plena batalla de ciegas, subo con 5  y apuesto de nuevo al ver 9 4 5, que me igualan. El turn J se checkea y sobre el T river mi adversario apuesta dos tercios del bote. Subo 2,6 veces y me hace snap-call de K8. Eso duele. Acto seguido envío las doce ciegas que me quedan y mi pareja de dieces aguantan sus dos nueves. Uff. Bueno, ahora toca respirar hondo y beber un poquito de agua fresca después de tanto swing. Mierda, creo que han eliminado a Adrien en octava plaza. GG, hermano.

Acabo el Día 3 con 19 ciegas, cuando solo quedamos 40 jugadores. También está en liza mi compatriota Roger Taieb, con 40 ciegas, un tío muy guay con el que me divierto mucho en las mesas. Ahora toca descansar y mañana… ¡a darlo todo!

Esta mañana dormí siete horas, un poco menos que ayer, seguramente por la adrenalina de haber jugado tres días sin parar. Es duro pensar en otra cosa que no sean las cartas a la hora de irse a dormir. Gracias a Dios que Steph (coach del Team Winamax) está aquí para poner las cosas en perspectiva. Soy uno de los jugadores restantes con más experiencia, así que puedo aprovecharme de esto. Sé que el camino puede ser largo y que es bastante probable que comenta errores. Lo acepto y vuelvo a concentrarme en el momento presente. Me di cuenta de que mi confianza en mí crecía a medida que iba avanzando en el torneo. Tengo que volver a este estado para afrontar la primera mano del Día 4.

Batido y fichas

¡Ahí estamos!  Primera mano abre el cutt off, el botón tira de 3bet, la ciega pequeña todavía no ha llegado y yo tengo JJ en ciega grande. Es un buen spot, meto todo. El CO foldea y el botón paga sin pensárselo. ¡Dos Damas! Mira, no he llegado hasta aquí y me he motivado tanto para perder en la primera mano… ¿no? Sin embargo, comienzo a pensar que se acerca la derrota. Gracias a Dios que aparece una Sota rapidito. ¡Uffff! 40bb, 8M. Llega a la mesa Joseph Cheong y se sienta al lado de Arianna Son que resulta ser… ¡su ex! (Por lo que me comentan los compañeros en el grupo de Whatsapp del Team). Experimento una dulce sensación al abrir con Sota-10, recibir un board con As-Dama-Ocho,Rey-Tres y oír como tres me pagan. Primer descanso: 17M, las ciegas están en 150/300K y quedamos 21. ¡Mi confianza está al máximo! Dirección al American Dave con mi amigo Steven, para la pausa un batidito con plátano y coco… ¡Delicioso! Además, aprovecho para informar a mis followers a través de unas stories, hablo con el coach unos minutos y de vuelta al tajo.

[Blog] Mi primera final en las WSOP
Cambio de mesa, han habido algunas eliminaciones. 16M con ciegas 250/500M, quedamos 12. Estoy en ciega grande y voy con mis dos Sotas contra un limp UTG que tiene 16 ciegas… ¡Voy all-in! KK enfrente, caigo a 15 ciegas. Vuelvo a estar short stack cerca de la mesa final. ¡Venga, que puedo disputar mi primera mesa final WSOP, sé que puedo hacerlo!

¡Boom! Ya está, de los 6.214 que comenzamos el torneo solo quedamos 9. Nos instalamos en esa bella mesa tan bien iluminada, con las gradas que la rodean. Tengo 14 ciegas, somos 3 jugadores en la misma situación. Mucho ICM, voy a tener que jugar mis cartas. El jugador de mi izquierda va all-in y bustea en un flip 60/40. Quedamos 8. Mis amigos empiezan a venir a apoyarme: Steph, Volatar, Looslar, Pierre, Matthieu Lamagnère, Antonin…

El otro jugador short se dobla en un flip, es hora de jugar agresivamente, aunque las cartas que recibo son bastante flojillas. Hasta que recibo AJ con 4 ciegas, pagado por J4s… ¡Me doblo! Encadeno con un shove con KTs, se foldean, 13 ciegas. Abre el chip-leader en HJ, estoy en la BB con 66 abre y me paga con QK. ¡Tengo miedo! Rápidamente sale la K. ¡Se acabó! Le doy la mano a mis rivales y me voy, no lejos de las 6 cifras, 78.000 $. ¡Un buen resultado en un torneo con un field bastante grande! Me siento afortunado de haber podido llegar hasta aquí, este deep run me ayudará a encontrar el estado de confianza que necesitaré. Me cruzo con Romain y Adrien que venían para apoyarme. ¡La próxima vez será, tíos!

Aún quedan los mejores torneos por venir. El plan es hacer un pequeño road trip de unos seis días para coger fuerzas y volver para disputar el 5K 6-max, el Main Event, el 10K 6-max… ¡Entre otros!

¡Besos! 

Ivan Deyra


ValueMerguez

Aunque forma parte de nuestros jugadores con más victorias online, cuenta con un buen palmarés en live. Ivan Deyra es, sin ninguna duda, uno de los jugadores con más talento de la nueva generación.

Suivez ValueMerguez sur FacebookSuivez ValueMerguez sur Twitter