[Blog] Manos en la masa

Por dentro

manos en la masa
¡Hola! ¿Cómo estáis? Nos volvemos a ver por aquí por primera vez este año, después de unos primeros meses bastante buenos para mí. Hace pocos días que llegué de Praga, el primer festival importante en Europa desde hacía mucho tiempo, demasiado, y debo decir que terminé con muy buenas sensaciones y unos resultados bastante satisfactorios. Evidentemente que cuando no ganas, siempre quieres más, y todo el que me conozca, sabe que me hubiera encantado traerme alguno de los trofeos que tuve relativamente cerca, como el del 50.000 € Super High Roller (5º), el del Main Event (40º) o el del 10.000 € High Roller (5º), pero no se puede negar la realidad: son resultados muy positivos que, con la perspectiva necesaria, supe valorar como tal.

Pero no vengo a hablar de lo ocurrido durante el EPT Praga, y eso que podría llenar unas líneas más valorando el montón de gente que participó, los muchos rostros conocidos con los que pude reencontrarme después de más de dos años o las ganas y la atmósfera que se respira en todos los torneos en vivo a los que asisto "de la nueva era": la gente tiene muchas ganas de volver a jugar presencialmente, y algo me dice que torneo que se celebre, torneo que se llenará.

Sin embargo, durante la celebración del European Poker Tour de Praga, sucedió algo que sí es el tema principal que hoy me gustaría poner sobre la mesa. Y es que después de varios meses de emisión, se llegó al último episodio de las Winamax Live Sessions, el show de cash High Stakes producido por Winamax que ha estado emitiéndose semanalmente en YouTube y donde lógicamente, participé. Para alguien de mi generación, que se crió viendo un programa tan icónico y emblemático como fue High Stakes Poker, participar años más tarde en un programa parecido, fue toda una experiencia. Precisamente quería hablar hoy sobre mi paso por las WLS y mis conclusiones una vez ya se han emitido los 16 episodios.

Es cierto que desde hace años (por suerte) me veo participar en mesas finales o streamings importantes con cierta regularidad, por lo que ver mi imagen en una pantalla no es algo que me resulte extraño a estas alturas de mi carrera. Pero también diré (y no es menos verdad) que rara vez me siento en una mesa de cash, por lo menos no delante de las cámaras. En lo que se refiere a eso fue toda una novedad, aunque me imaginaba que no afectaría lo más mínimo a mi toma de decisiones. Hay que pensar que por mucho que hubiera un montón de cámaras, las Winamax Live Sessions se grabaron en un ambiente bastante íntimo, sin más actividad en el casino que nuestro set de televisión, aunque eso sí, con bastantes personas implicadas. Además, la alineación que se puso sobre la mesa me era bastante familiar.

Dos experiencias nuevas

all-in
Supe qué jugadores habían sido convocados el día anterior a empezar la grabación, como el resto. Poco tengo que decir de algunos como Vicent Boscà, Manu Saavedra, Sergi Fernández o Alberto Morales "AK_Durango"... Son varios de los mejores jugadores españoles en la modalidad de cash, sin duda. Sus años de experiencia y sus resultados hablan por sí solos. Leo y Ana, hasta donde sé, no suelen jugar mucho cash-game pese a ser dos jugadoras con sobrada experiencia en citas internacionales de mucha importancia. Seguro que la trayectoria de ambas les ayudó a adaptarse a las dinámicas de la partida, lo cual hicieron bien, aunque debo decir que Ana no tuvo mucha suerte. ¡Le tiraron unos coolers…! Con Borja y Alex, los dos exTop Sharks españoles, no había jugado antes, pero sabiendo que ambos son jugadores habituales de Expresso, pensé que podían sentirse incómodos con stacks tan profundos. Pero se adaptaron bien. Y con Joao y Tom Bedell he coincidido en infinidad de ocasiones, en el caso de Joao en online y en el caso de Tom, en los torneos caros que solía jugar por el circuito. Lo cual nos deja a los dos últimos jugadores por mencionar: Raúl y Yaman.

En el caso de Raúl, es curioso pensar cómo prácticamente toda la comunidad española sabemos cómo juega, cómo piensa, cómo analiza todas y cada una de sus decisiones, pero sin embargo (y creo no equivocarme) no había tenido ocasión de sentarme en su misma mesa con anterioridad. Entre que Raúl ya no juega prácticamente nunca en vivo, entre la pandemia y otros factores, no tengo recuerdos de haber compartido mesa con él, de cash no, seguro. Fue toda una experiencia, la verdad. No voy a decir nada que no sepamos ya de Raúl. Es alguien que ha hecho muchísimo por el crecimiento del póker en España y por enseñar conceptos de una forma eficaz y ordenada a jugadores (entre los que me incluyo) que por entonces no encontraban contenido de calidad en español. Me llamó la atención pensar que, pese a conocernos hacía tanto, nunca habíamos estado sentados juntos.

Y el otro al que quiero (y debo) mencionar es a Yaman. No le conocía hasta entonces, me habían hablado de él y le había visto jugar en algún streaming, pero cuando lo conocí, la verdad es que la sorpresa fue muy agradable. Porque inevitablemente, todos nos hacemos una imagen en nuestra mente cuando vemos a una persona en fotos o en algún vídeo, y luego resulta que la realidad dista mucho de esa imagen que nos podamos haber construido. Yaman me pareció un tío divertido, accesible, social y que, sin duda, se encargó de animar la partida con su particular estilo de juego, que seguramente no será GTO, pero para un espectáculo de este tipo, es más que necesario. A posteriori de la grabación, tuve ocasión de coincidir alguna vez con él en el casino, y pasamos momentos muy divertidos dentro y fuera de las mesas. Un gran tipo, que además diría que se fue ganando de las Winamax Live Sessions.

Yo, por mi parte, diría que perdí un poco, nada demasiado grave, y dentro de lo que puede considerarse perfectamente normal, dado el bajo número de manos que se jugaron. Disfruté mucho la grabación, y he ido disfrutando, semana a semana, los episodios que se han ido emitiendo. Alguien (creo que Manu) mencionaba en las minientrevistas de los episodios que era una buena forma de dejar cierto legado a las siguientes generaciones. Estoy de acuerdo con eso. El contenido quedará ahí por siempre, y espero que sean muchos los que lo disfruten.

Dicho esto, y vistos los muchos comentarios que hay en YouTube, pregunto: ¿Segunda temporada? ¿Sí o no?

Winamax, ¡hazlo!

¡Síguenos!

t in f wtv


Amadi_17

Con tan solo 25 años, el primer español del Team Winamax cuenta con tres brazaletes de campeón del mundo y dieciséis millones de dólares en ganancias tanto live como online.

Suivez Amadi_17 sur FacebookSuivez Amadi_17 sur TwitterSuivez Amadi_17 sur Instagram