[Blog] Los exámenes finales

Por dentro

adrian mateos
¿Cómo se presenta el verano? El mío, bastante ocupado, como de costumbre, y dependerá de lo que ocurra en las próximas semanas para que pueda irme tranquilo de vacaciones o me quede alguna para septiembre, como cuando era estudiante.

Bromas al margen, lo cierto es que escribo estas líneas un domingo cualquiera, después de haber acabado mi última sesión de torneos online por una temporada. Seguramente ya sabrás lo que está a punto de ocurrir: ¡mañana vuelo a Las Vegas! Efectivamente, la cita más importante del año vuelve a donde siempre debería haber estado, que es el verano. En el próximo mes y medio jugaré un montón de torneos, algunos muy caros y muy importantes, y quien me conozca sabe que afronto ese reto con muchas ganas y responsabilidad.  Antes, y como no me pasaba por el blog del Team Winamax desde final de marzo, quería comentar un poco un par de acontecimientos sucedidos en los últimos meses que creo se merecen unas líneas.

Amadi Montecarlo
En primer lugar, como siempre hago (y eso es muy buena señal), me gustaría mencionar mi último gran resultado en vivo, el cual sucedió en Montecarlo, con motivo del EPT. Otro grande que se vino a casa a engordar mi vitrina de trofeos. Ganar el Super High Roller de 100.000 € fue algo muy especial, no solo por el premio económico y por el simple hecho de ganar un torneo, sino también por tratarse del lugar que se trataba. Montecarlo siempre tendrá un sitio especial en mi corazón, al haber ganado el Main Event del EPT en 2015, por lo que inevitablemente, fueron muchos los recuerdos que volvieron a mi mente cuando levanté dicho trofeo. Además, como siempre ocurre, recibí un montón de apoyo, de muestras de cariño y reconocimiento por parte de la comunidad española, y también por parte de muchos jugadores del circuito a los cuales admiro y respeto… Eso también me lo llevo a la saca.

Asimismo, también quiero aprovechar para poner en valor el buen de la casa que me patrocina, pero ni mucho menos por puro compromiso o colegueo. Creo que lo que diré a continuación es más que justo y merecido: ¡el Winamax Poker Open de Madrid fue un éxito rotundo! Después de Montecarlo, casi sin tiempo para descansar, nos plantamos en la capital para participar, desde el lugar que me vio nacer pokerísticamente hablando, en la vuelta a los eventos en vivo por parte de Winamax. Creo que no se pudo hacer mejor. El feedback que recibí por parte de la comunidad fue muy positivo. Pocos habían tenido la oportunidad previamente de jugar un torneo 6-max, y daba igual con quién hablara, que las sensaciones que me transmitían, eran positivas. Y también las mías propias, por supuesto. Tengo la suerte de haber jugado torneos por todo el mundo, y el Winamax Poker Open, pese a tratarse de un torneo de buy-in medio, no tuvo nada que envidiar a cualquier otro evento del planeta. Desde aquí, mi enhorabuena a toda la organización.

Las Vegas, Baby!

Dicho esto, ya vale de mirar al pasado. Es momento de mirar a lo que está por venir, que es mucho. De aquí a unas horas, estaré en Las Vegas para participar en unas nuevas WSOP. ¡Me muero de ganas! Las sensaciones no pueden ser mejores. Estoy muy contento con cómo estoy jugando actualmente. Los resultados, tanto en vivo como online, están acompañando, y eso siempre ayuda a afrontar un evento de la magnitud de las Series Mundiales con una actitud acorde, aunque siempre procuro tenerla. Vienen semanas de jugar un montón de eventos, algunos de ellos muy caros donde espero que participen los mejores jugadores del circuito, pero lejos de intimidarme, es precisamente eso lo que me mantiene centrado en mi objetivo de dar el 100 % de mi juego.

Además, este año las WSOP se mudan a una nueva sede. Pasaremos del mítico Casino Rio, al que le tenía ya cierto cariño, al Bally's y el Paris. Por lo que parece, las instalaciones son una pasada y el cambio de ubicación debería ser para mejorar, aunque admito que tengo mis particulares reservas por temas como el aparcamiento o las colas que se pueden montar para el registro o los cobros. Ya veremos cómo va todo…

Lo dicho. En las próximas semanas me juego buena parte del curso. Espero que no tenga que recuperar ninguna en otoño. Por lo pronto, pienso pelear por mi quinto brazalete. Puestos a pedir, ¿por qué no el del Main Event? Solo he entrado en premios una vez, el año de mi debut en 2015, así que no voy a negar que me haría especial ilusión experimentar lo que es un deep-run en el torneo más importante del planeta ¡A por ellos! ¡Suerte! 

¡Síguenos!

t in f wtv


Amadi_17

Con tan solo 25 años, el primer español del Team Winamax cuenta con tres brazaletes de campeón del mundo y dieciséis millones de dólares en ganancias tanto live como online.

Suivez Amadi_17 sur FacebookSuivez Amadi_17 sur TwitterSuivez Amadi_17 sur Instagram