[Blog] El tiempo de la reflexión

Por dentro

[Blog] El tiempo de la reflexión

Escribir este blog requería cerrar algunas pestañas de mi buscador. Y así lo he hecho. Mi corazón late con fuerza. Me siento cansado a pesar de no haber visto a nadie en realidad. Sin embargo, llevo toda la mañana viendo a miles de personas en conciertos y festivales. Protegido de miradas extrañas, llevo dos horas cantando y disfrutando de mi propio evento privado en mi apartamento. Es este contacto, el intercambio de energía, la pasión y el amor lo que más echo de menos en mi vida ahora mismo.

Poco a poco me doy cuenta de que, desde los cuatro años, he formado parte de una multitud que canta en unión, algo que es maravilloso. Se me pone la piel de gallina. Cuando lo pienso, el optimismo me invade. Hace tiempo que no experimento esta sensación, que no comparto con extraños este sentimiento común de hermandad, de intercambio. Ya sea en un estadio, en una un rincón perdido en medio de un bosque, en una sala gigantesca llena de mesas de póker, echo de menos el zumbido. Pero quiero creer que cuando llegue el momento todo será igual de especial o incluso más.  

Ampliación del campo de batalla

romain lewis
No escribo estas líneas como forma de quejido, al contrario, las escribo para contarme una historia en la que quiero creer, un cuento que imagina un futuro en el que estaremos aún más anclados al presente, en el momento de compartir y de ser felices. Un futuro en el que seré más consciente de que al final han hecho falta miles, incluso millones de años de evolución para que los hombres y mujeres podamos reunirnos en lugares gigantescos con el único objetivo de pasar un rato extraordinario, que se ha convertido en ordinario para mí, un hijo del siglo XXI.

Mi trabajo es la hostia. Jugar, progresar y avanzar en un juego que me apasiona. Un juego de cartas. Pude elegir este camino, esta vida, y aunque hoy me parezca normal, me doy cuenta de que es completamente anormal y estoy verdaderamente agradecido por ello.

Estamos en medio de un gran cambio. Internet es una suerte de ventana a todos los problemas del planeta. La red nos permite sentirnos concernidos más allá de nuestro vecindario. Obviamente, es imposible empatizar con todo; pero es importante, en mi opinión, elegir tus propias batallas y aceptar que no puedes luchar en todos los frentes. He elegido este fabuloso juego, el póker, como mi lucha y seguiré luchando contra él toda mi vida, pero me gustaría analizar otros temas que me preocupan fuera de las mesas.

Oda al aburrimiento

Romain L. WPO
El Texas Hold'em me deja tiempo para pensar e incluso para aburrirme. Vivimos en un mundo en el que miles de empresas están desesperadas por quitarnos unos segundos o minutos de nuestro día para vendernos su producto. Nunca nos venden lo aburrido como algo atractivo, porque según la definición dominante, no lo es. A mis ojos, cada vez lo es más. He pasado todo el día solo y estos son los primeros minutos de reflexión, de acomodo. Me gustaría poder hacerlo más a menudo, ¡no por obligación contractual! La introspección impulsa la creatividad, la lucha. Quiero destacar la importancia de esos momentos.

En el póker en vivo estamos enfrentados a los caprichos de las agujas del reloj. Veinte manos por hora sentado en una mesa. En línea, rara vez siento el paso del tiempo, ya que puedo abrir una mesa en periodos de inacción. Te sumerges en el juego y el 100 % de tus sentidos están puestos en la partida. Por esto no puedo jugar online más de unas semanas seguidas, pues el cansancio y la fatiga acaba haciendo mella tarde o temprano.  Pero es mi trabajo, ¿no? Sé que juego bien, y vivo bien, solo cuando me siento bien. Hoy quiero definir el trabajo como todo aquello que me hace progresar personalmente, por lo que el aburrimiento y esos momentos tan personales y tan largos pueden ser vistos como trabajo también.

Un trabajo mental, que me hará progresar en todo lo que emprenda. Puedo tener pensamientos completamente fútiles que deseche, al fin y al cabo, son sólo pensamientos. Mis acciones, las más importantes, siempre estarán ligadas a un pensamiento, de mí depende separar el grano de la paja.

Lo ordinario para los hombres que vivieron hasta el siglo XXI se convierte hoy en extraordinario. Nadie lo pondrá en una valla publicitaria, nadie lo usará como eslogan comercial, así que animo a todo el mundo a aburrirse. Creo que en todos nosotros hay luchas e ideas para llevar a cabo, si solo somos lo suficientemente valientes para verlas, si solo somos lo suficientemente valientes para asumirlas.

Romain Lewis 


rLewis

Joven y talentoso, acumula buenos resultados tanto live como online. Una estrella que no deja de brillar.

Suivez rLewis sur FacebookSuivez rLewis sur TwitterSuivez rLewis sur Instagram