[Blog] El amor al riesgo

Por dentro

[Blog] El amor al riesgo

Deambulando hace unos días por Youtube y siguiendo las sugerencias propuestas por los algoritmos, me encontré con un vídeo de título pegadizo (y un poco picante, lo reconozco, pero así es la ley de los clics y pulgares azules) llamado Homeless Millionaire. Le di al botón de reproducir porque me intrigaba y también porque el millonario en cuestión no es otro que Oussama Ammar, un youtuber del que ya había oído hablar. Quizás te suene o quizás no. Es un empresario de éxito conocido ahora por haber ayudado a desarrollar muchas start-ups. Destaca por su elocuencia, humor y capacidad para contar jugosas anécdotas de manera natural.

Vivir con lo puesto 

Y no me defraudó. Por lo visto, una vez quiso poner a prueba su resistencia al riesgo antes de invertir grandes sumas de dinero en su propio proyecto en los albores de Internet. El principio era tan simple como incómodo porque se trataba pura y simplemente de ponerse en una situación de indigencia para saber cómo reaccionaría si se encontrase literalmente en la calle. Confió las llaves de su apartamento a un amigo que se iba de vacaciones a las Maldivas durante quince días, asegurándose de que no tenía copias.

Asimismo, su cartera, su teléfono y su documentación debían permanecer en el interior del apartamento; su familia no vivía en la misma ciudad y había tenido la precaución de ir a otro barrio para no encontrarse con personas conocidas que pudieran ayudarle, así que estuvo en la calle durante dos semanas.

Explica que los dos primeros días fueron de los peores de su vida. A partir del tercero, tuvo que decidirse a tomar las riendas de su vida y, por tanto, a mendigar. Con la ayuda de algunos recuerdos del libro Pequeño tratado de manipulación para gente de bien (escrito por los profesores Robert-Vincent Joule y Jean-Léon Beauvois) fue aumentando su "tasa de conversión", recaudando cada vez más dinero. ¡La segunda semana consiguió incluso pagarse una noche en un hotel!

Como resultado, se liberó en gran medida del miedo a perder todo su dinero y quedarse sin hogar y pudo considerar más fácilmente la posibilidad de asumir riesgos financieros.
 

El vídeo de la conferencia del emprendedor y youtuber Oussama Ammar.

Hago referencia a esta historia porque me viene como anillo al dedo para el tema que quería tratar en mi nuevo blog: el riesgo y, en particular, la aversión al riesgo. Es decir, las limitaciones psicológicas de cada persona para ponerse en una situación de riesgo. Este es un concepto importante que hay que entender cuando se juega al póker, pero también en la vida en general. Ayuda a comprender mejor cómo funciona nuestro cerebro en función de nuestra educación, experiencias pasadas y un montón de cosas más.

En nuestro juego favorito, la cuestión se plantea a diario y en diferentes aspectos. La primera que se me ocurre es la gestión del bankroll. De hecho, esta es probablemente una de las preguntas que más me hacen en las redes sociales: "¿Qué gestión de banca recomiendas?". 

No es tan sencillo de responder. Yo mismo tardé mucho tiempo en asimilar este concepto, que tiene que ver con el enemigo número 1 de los jugadores de póker: la famosa varianza. Asusta a todo el mundo porque puede estar detrás de cualquier bancarrota. Una catástrofe para las finanzas, por supuesto, pero también para la moral.

La temida bancarrota

Entonces, ¿qué gestión de banca hay que aplicar? Dependerá de muchas cosas y precisamente de la aversión al riesgo de cada jugador. ¿Un jugador jugará su mejor línea cuando esté bajo presión o se paralizará por lo que está en juego? La primera cifra que me llegó a los oídos cuando empezaba en esto fue la de contar con 20 cajas en el cajero del límite de cash-game que vayamos a jugar. Te lo voy a decir directamente: huye y aléjate de este número maligno. Te llevará a la quiebra casi el 100 % de las veces. Por lo tanto, puedo sugerirte que aumentes el número de balas que tienes a tu disposición y más aún en los torneos, donde la varianza ocupa aún más espacio. Te voy a aconsejar que juegues en MTT porque no he jugado tanto los otros formatos como para darte una opinión informada.
 

Pierre y Aladin
De fiesta en Macao con Pierre Calamusa. ¿Hay algo más peligroso?

Para empezar, puedes comenzar con contar en la recámara con 100 veces tu buy-in medio, el famoso ABI (buy-in medio, en inglés). Ejemplo: si juegas torneos de 1 €, necesitarás al menos 100 € de banca. Entonces, cuanto más conservador seas con respecto al riesgo, más profundo tendrá que ser el colchón de seguridad para no verte afectado por los downswings. Del mismo modo, cuanto más aumente tu ABI, más tendrás que estar preparado para afrontar la varianza porque tus adversarios serán cada vez más duros. En este sentido, te aconsejo pasar a un mínimo de 200 o incluso 300 ABI, y hasta 500 si eres muy precavido.

Sin embargo, hay que hacer malabares con esta noción de riesgo para saber cuándo hay que apurar y no dejar demasiada EV (expected value, en inglés, o valor esperado en castellano) por el camino. A continuación, puedes poner en práctica una estrategia de shots para intentar inflar un poco tu capital jugando un poco más caro de lo habitual de vez en cuando en los grandes torneos o en los eventos excepcionales que consideres más accesibles de lo habitual. Y hago hincapié en el carácter excepcional de la estrategia.

Ir o no ir: esa es la cuestión 

El tema del riesgo está igualmente ligado a las fases importantes de los torneos, porque no es lo mismo querer cobrar más que subirse a lo más alto del podio. El modelo matemático que se conoce actualmente para proporcionar información adicional sobre la fuerza de las manos con las que comprometer todo el stack se llama ICM (Independent chip model, en inglés). Establece una fórmula que convierte las fichas que tenemos a nuestra disposición en dinero real en función de la parte del prizepool que representa.

Sin embargo, se ha comprobado que este modelo está incompleto y no tiene realmente en cuenta ciertos factores, como el llamado EV futuro. Conocer el modelo en profundidad ayuda a tener información adicional para decidir si vale la pena correr un riesgo o no. Algunos jugadores también eligen conscientemente no seguir el modelo en absoluto y jugar para ganar en todas las circunstancias. Evidentemente, esto es un tema que sigue siendo objeto de debate.

aladin arcoEl haber tenido que analizar específicamente esta noción también me ha llevado a pensar en ella en términos de la vida cotidiana. Me provoca un tilt brutal escuchar a alguien (y me incluyo en esto) hablar de proyectos pero no tirarse a la piscina; cuando una persona hace planes o sueños, pero no intenta nada para lograrlos, prefiriendo permanecer en su zona de confort.

Tal vez se deba en parte a la educación francesa o a una cierta mentalidad francesa, mezclada con la difícil situación económica de los últimos años. No sabría decirlo...

Pero volvamos a la introducción y al vídeo de Oussama Amar. Preguntémonos qué es lo peor que nos puede pasar si no conseguimos poner en marcha un proyecto. Tengo la sensación de que en muchos casos la respuesta es: no mucho. En realidad, es probablemente el miedo al fracaso lo que nos impide probar cosas nuevas y tener que asumir el hecho de haber fracasado. Parece evidente que todos los hombres y mujeres que han hecho algo fuera de lo común han corrido un riesgo en algún momento.

Espero que este blog te haya hecho al menos reflexionar. Quizás el proverbio italiano esté en lo cierto: "Es mejor vivir un día como un león que cien años como una oveja". ¿O no, Mustapha Kanit?


Aladarrrrr

Primer jugador en llevarse dos veces la Top Shark Academy. En 2019, Aladin vuelve al Team, y está vez está más decidido que nunca.

Suivez Aladarrrrr sur FacebookSuivez Aladarrrrr sur TwitterSuivez Aladarrrrr sur Instagram