[Blog] Define tus miedos

Por dentro

[Blog] Define tus miedosEl pasado mes de junio, cuando estaba a punto de despegar de Barcelona dirección Montreal para hacer escala y así dirigirme a Las Vegas, decidí tragarme alguna película “chorra” con la que quedarme dormida. Sin embargo, al ver que en el menú de flight entertainment tenían una selección de Ted Talks, cambié de planes y me puse una charla de Tim Ferrris titulada “Por qué deberíamos definir nuestros miedos en vez de nuestros objetivos”.

Pues bien, a pesar de que el vídeo prometía, sucumbí a mi tendencia de quedarme “insta-frita” en el avión, así que cuando desperté ocho horas más tarde no me acordaba ni de los dos primeros minutos de la charla. Por suerte, gracias al insomnio de esa noche pude buscar el vídeo en Youtube y verlo tranquilamente instalada en el hotel. Ha sido una de las mejores charlas que he escuchado jamás, ya que puede sernos útil en nuestro día a día. Recomendaría esta presentación a cualquier persona, pero creo que, particularmente, como jugadores de póker nos puede aportar mucho. Por eso me apetece compartir con vosotros mi reflexión posterior, esperando que tú también puedas sacar provecho de ella.

En la vida hay momentos en los que tenemos que enfrentarnos a decisiones difíciles. Es normal que cuando nos encontremos ante este tipo de situaciones complicadas que nos producen cierto miedo, el cerebro te juegue malas pasadas: “¿¿¿Y si… X???” (inserta aquí cualquier posible resultado horrible).

[Blog] Define tus miedos
Nuestro cerebro tiende a sobrevalorar los peores escenarios. Le damos demasiada importancia a todo aquello que podría salir mal, y muy a menudo dejamos de hacer cosas porque esos “y si” nos atormentan. Imagina que estas planteándote mudarte fuera del país, dejar tu curro actual… Es común que tu mente se centre en todo lo que puede joderte los planes.

Darwin y la vida moderna

Sobrevalorar los riesgos es el coste evolutivo de la supervivencia como especie, pero a día de hoy, en un estado de bienestar consolidado, este automatismo supone una amenaza a nuestra buena toma de decisiones. No somos suficientemente conscientes del coste de la inacción. Detallar objetivos no tiene nada de malo, de hecho, es muy recomendable. Aunque en mi opión no tiene sentido si previamente no definimos nuestros miedos. Al fin y al cabo, son nuestros miedos los que nos paralizan. Sin acción no ocurre nada. Ferriss habla de la “definición de miedos” como una herramienta imprescindible para superar las decisiones difíciles que se nos presentan.

Es un modelo de tres pasos basado en identificar nuestros miedos y los posibles resultados de abordarlos versus optar por la inacción. Es lo opuesto a definir objetivos: en vez de hacer una lista con todo lo que quieres hacer, la haces de todo lo que te da miedo hacer y de lo que te da miedo que pueda pasar. Para hacer el ejercicio te recomiendo que tengas a mano tres folios y tiempo por delante para poder explayarte tranquilamente.

Folio 1: inspeccionando nuestros miedos

Aquí harás tres listas:

  1. Define: ¿Qué te da miedo? Piensa en todos los escenarios que te estresan y te suponen una pesadilla. ¿Qué puede salir mal? ¿Cuál sería el peor escenario?
  2.  Previene: ¿Qué acciones podrías tomar para minimizar que estos escenarios negativos ocurran?
  3. Repara: Si finalmente los escenarios ocurriesen, ¿qué podrías hacer para repararlo?

Para que no quede un artículo meramente teórico y poner un poco de skin in the game he decidido abrirme y poner un ejemplo personal. Lo ideal a la hora de hacer el ejercicio es no cortarnos y hacer introspección a saco en todos los aspectos de nuestra vida. Cuantos más miedos saquemos, mejor. Aquí va un ejemplo

Definir: Mi futuro si algún día dejase de ser competitiva jugando al póker o si pierdo la pasión por este juego.

Prevenir: Trabajar duro. Echarle horas de juego y de estudio. También añadiría ir sembrando y visualizando opciones de futuro con las que me sienta cómoda: coaching empresarial, biosolver, conferencias, formación...

Reparar: Implementar las opciones que tenía en segundo plano o buscar más. Analizar las causas de por qué se ha dado el escenario y seguir satisfaciendo mi curiosidad. A medida que uno aprende cosas surgen posibles ideas y planes de acción. Definir aquello que me hace vibrar. Sin pasión es imposible que algo vaya bien por mucho tiempo.

[Blog] Define tus miedos
Leo, Gaëlle Baumann y Romain Lewis en estas Series Mundiales.

A nivel personal, si por ejemplo te da miedo que tu pareja pueda desenamorarse de ti un día, es mucho mejor currarte diariamente la relación y poner de tu parte para que los dos sigáis vibrando, en vez de quedarte paralizado temiendo por un escenario que no tiene por qué darse, pero que tu parálisis sin darte cuenta estás haciendo que sea más posible. Lo mismo si te da vértigo cambiar de trabajo, estilo vida, perseguir ciertas metas... Es una buena idea clasificar cada miedo del 1 al 10 en función de cómo te estresa cada uno.

Al hacerlo tendremos una perspectiva de aquello que nos inmoviliza. Reconocerlo es un primer paso. Superar esta incomodidad es la única manera de crecer. Honestamente, te recomiendo que le dediques un buen rato a mirar hacia dentro. ¡Es brutal la de cosas que puedes descubrir si te abres a ti mismo!

Folio 2: considera los posibles beneficios de tomar acción

Folio 3: evalúa las consecuencias de no hacer nada 

Para tomar perspectiva de cómo la inacción puede afectarte piensa en los efectos en seis meses, un año y tres años. Hasta ahora yo nunca había practicado la “definición de miedos” y, aunque creo que soy bastante consciente del coste de la inacción, sé que también soy vulnerable a mis miedos. Es por eso que creo que mirar hacia adentro es siempre una gran idea, porque superar lo incómodo nos permite crecer. Y si bien definir nuestros miedos es una herramienta muy útil para evitar poder avanzar, lo único que nos dará confianza duradera es dar ese paso y actuar. Como diría mi admirado filósofo Nassim Nicholas Taleb: "La vida va mucho más de ejecución que de planificación".

Leo Margets 


Leo Margets

Tras un magnífico deep run en el Main Event de las WSOP, la barcelonesa se ha convertido en una de las figuras emblemáticas del póker español.