[Blog] ¿Brazalete online? ¡Brazalete a pesar de todo!

Por dentro

[Blog] ¿Brazalete online? ¡Brazalete a pesar de todo!

¡Hola! ¿Qué tal? ¿Cómo ha ido el verano? ¿Qué tal las vacaciones? Espero que hayáis pasado unos agradables días de desconexión y que hayáis recargado las pilas para la vuelta al cole, como es mi caso. De hecho, mientras escribo estas líneas nos encontramos en plena celebración de las Winamax Series, más concretamente después de haber acabado una sesión de streaming en el canal de Twitch de Winamax.

Una de las preguntas que más me hacen últimamente durante mis retransmisiones es si pienso viajar a Las Vegas para participar en las World Series of Poker (WSOP). Hoy, esa idea es casi una realidad ante la inminente perspectiva de viajar a México y pasar allí un par de semanas para poder así entrar en Estados Unidos desde un país autorizado (el espacio Schengen no cuenta). Esta situación me ha hecho pensar en el tema de los brazaletes...

Un color especial

Aunque a nivel mundial hay muchos circuitos y torneos cargados de prestigio como el European Poker Tour, lo cierto es que las WSOP es el único lugar en el que se entrega un premio no económico (aunque hay gente que ha sacado dinero vendiéndolos o subastándolos) que podríamos calificar como fetiche, equiparable si se quiere a las medallas en los Juegos Olímpicos. Los brazaletes. Por ahora, todavía Phil Hellmuth lidera la clasificación con 15, aunque hay grandes figuras que suman un montón de ellos como los Phil Ivey, Doyle Brunson o Johnny Chan (con 10 por cabeza) y somos muchos los que intentamos atraparlos. En mi caso, cuento con tres brazaletes de las WSOP. ¡Espero que pronto sean muchos más! 

La Covid-19 y algunas decisiones tomadas por la organización han hecho que la entrega de brazaletes haya seguido su curso pese a que los torneos presenciales hayan desaparecido del panorama durante un largo tiempo. Las WSOP pasaron a un ámbito online, y esto no ha evitado que se generara cierta polémica. ¿Entregar brazaletes a pesar del cierre de las salas? Personalmente, no compartí mucho la decisión. En mi opinión, el reconocimiento quedaba un poco difuminado y la marca WSOP seriamente degradada. No obstante, al final me adapté y luché por ellos.

Adrian M..
Parece que fue ayer...

De hecho, hace pocos días tuve la oportunidad de sumar el cuarto brazalete a mi palmarés. En el $10k Heads-Up organizado online alcancé las semifinales, teniendo a tiro la victoria, pero caí a manos del francés Artur Conan en un match bastante igualado. ¿Me hubiera gustado ganarlo? Por supuesto. ¿Lo hubiera considerado un brazalete más de mi palmarés? Sin duda. ¿Sigue siendo difícil y meritorio ganar un torneo de estas características? No hay duda. ¿Lo preferiría conseguir en vivo, como ya gané el $10k Heads-Up en las mesas del Rio hace unos años? Pues también, para qué negarlo.

De haberlo conseguido, hubiera sido un nuevo brazalete y un nuevo "modo" de ganarlo. Al fin y al cabo puedo presumir de un palmarés diverso, no en vano mi primera pulsera de oro la conseguí en París cuando gané el Main Event de las WSOPE 2013. Años más tarde llegarían los dos que gané en el Rio de Las Vegas y, como digo, hace unos días estuvo cerca mi primer brazalete online. ¡En la variedad está el gusto! Y si no que se lo digan a Erik Seidel, que recientemente se ha llevado su noveno brazalete de las WSOP y casi un millón de dólares de premio en un evento online. Toda una hazaña, ya que se trata de un jugador de la vieja escuela que seguramente se ha tenido que adaptar al metajuego online, pese a su edad y a su estilo claramente explotador de los leaks del póker en vivo... ¿No tiene mérito eso? Para mí sí, mucho, seguramente más que algunos brazaletes menores de juegos mixtos o minoritarios que a efectos de la estadística cuentan igual

A por el cuarto

Adrian M.
Resumiendo. Nada es comparable a la adrenalina y las sensaciones que se sienten al levantar un brazalete y ganarlo en Las Vegas (aunque para mí el que gané en París sea más especial dado que sirvió para lanzar mi carrera). Ganar en vivo, a poder ser acompañado de tus amigos y seres queridos, en un evento del prestigio de las WSOP es incomparable y muy difícil porque los fields son enormes y participan los mejores del mundo. Por todo ello, prefiero ganar una pulsera así.

Dicho esto, eso no quiere decir que ganar un brazalete online sea sencillo. Los tamaños de los fields, por la facilidad que tiene el poder participar desde casa, son igualmente enormes; la mayoría de buenos jugadores, aunque no puedan jugar en la sala online, viajan y buscan la manera de poder participar, por lo que el nivel es también alto. Pero no dejan de ser citas online, como hay tantas y tantas en la oferta actual, por eso creo que el prestigio de la marca WSOP se deteriora. A ver si hay suerte y para mi próxima entrada he sumado alguno más a mi palmarés durante la celebración de las próximas WSOP en Las Vegas. ¿Las últimas desde el emblemático Rio? Eso dicen los rumores...

¡Un abrazo y hasta pronto!

¡Síguenos!

t  @Winamax_España / @WinamaxDeportes


in Winamax_ES


in @Winamax_Espana 


fWinamax España / Winamax Deportes


wtv Winamax_España


Amadi_17

Con tan solo 25 años, el primer español del Team Winamax cuenta con tres brazaletes de campeón del mundo y dieciséis millones de dólares en ganancias tanto live como online.

Suivez Amadi_17 sur FacebookSuivez Amadi_17 sur TwitterSuivez Amadi_17 sur Instagram