[Blog] ¡Bendita competencia!

Por

competencia

¡Si me vierais la cara mientras escribo esto, sabríais que es un momento especial! Estoy contenta, por varias razones, y me apetece explicároslo.

Hace ya unos meses queempezó una etapa bonita a nivel profesional al ser fichada para formar parte del equipo de pros de WINAMAX. Nadie duda que tener un sponsor es motivo de celebración (¡y no dudéis que lo he celebrado muy mucho!), pero reconozco que lo estoy viviendo como mucho más que una alegría personal. Esto significa el inicio de una nueva era para mí, pero también es un punto de inflexión para el sector del poker.

Todos sabemos que el poker no ha vivido su mejor época en los últimos años a raíz de los cambios regulatorios que tuvieron lugar, pero como suele decirse…más vale tarde que nunca, y por fin este 2018, después de seis años, el mercado del poker francés y español se ha abierto a una liquidez compartida. Y eso implica muchas cosas buenas.

Leo
La liquidez compartida ha sido como una especie de Mr Marshall del poker desde que se legislaron ciertos mercados europeos capándolos a jugar solo entre los jugadores de cada país. Un “¡que viene,que viene!” que nunca llegaba…Pero por fin, el escenario cambia. Limitar el poker online por regiones geográficas va contra la naturaleza del propio juego y a punto ha  estado de asfixiar al sector. Afortunadamente, desde principios de año los jugadores de poker españoles y franceses podemos sentarnos a jugar en mesas gracias a que la DGOJ ha empezado a otorgar licencias. ¡La semana pasada finalmente se la dieron a Winamax!

La apertura del mercado es algo superpositivo, el poker necesita tráfico para crecer y con esta nueva situación lo va a tener. El panorama actual no solo beneficiará a los jugadores sino que las salas de poker que a partir de ahora operen en España también podrán disfrutar de más clientes potenciales, y por lo tanto podrán ofrecer mejores condiciones. Las salas que hasta ahora solo operaban en solo uno de estos países crecerán y ofrecerán sus servicios a los jugadores del país vecino y esto significa algo precioso y sanísimo: competencia.

Welcome
¡Bendita competencia! Un sector en el que varias salas compiten por atraer jugadores es mucho más sano que un sector monopolizado. Habrá mejores promociones y mejores condiciones. Es un win-win para casi todos (excepto para los que tenían el monopolio, que tendrán que ponerse las pilas) porque las salas contarán con más jugadores potenciales y los jugadores podrán escoger dónde jugar. Salas que hasta ahora no se planteaban ofrecer sus servicios en España por las limitaciones del mercado ahora sí lo harán y esto implicará que los jugadores tendremos una oferta de juego mucho más amplia.

Aquí es donde creo que será la hostia la aparición de Winamax, y preparaos porque Wina viene fuerte.

Reconozco que no puedo dejar de verlo como el héroe de la peli  y os prometo que no lo digo solo por la parte que me toca, ni como persona implicada en la marca. Los que me conocéis sabéis que hacía ya tiempo que me encantaba cómo hacía las cosas Winamax, de hecho llevo muchos años jugando los torneos en vivo que organiza la sala en distintos destinos. Mi preferido siempre había sido el SISMIX de Marrakech…una semana de festival de poker que se juega únicamente en formato 6max  y siguiendo de cerca a su equipo de pros.

Leo Sismix
Como regular del circuito los conozco a casi todos, y es un subidón formar parte ahora de esta familia, a la que también se sumó Adri. ¡Cómo no va a hacerme una ilusión infinita que hayan querido contar conmigo para formar parte del equipo!

Este fichaje me sienta realmente bien en este momento de mi carrera. Llevo más de diez años en este mundillo y he vivido, como todo jugador, épocas mejores y peores, y aunque el último año ha sido dulce en cuanto a resultados y proyectos emergentes, no he tenido ningún pinchazo “lifechanging” ni he vivido ningún boom mediático…por todo esto, el fichaje de Winamax lo he vivido como un reconocimiento a una trayectoria, me pone de buen humor y en parte hace que me aumente ese hambre tan necesario en el poker para querer seguir superándome cada día. Nunca he dejado de tenerlo, nunca he dejado de vibrar con esto, pero reconozco que el entrar a formar parte del equipo Wina ha actuado como un extra de motivación que estoy ansiosa por materializar.

Pero como os decía, no son solo good news para mí. Creo que empieza una nueva era para el poker, que entre en España Winamax y que entren muchas salas más. Llevamos muchos años esperando este momento y casi me emociona pensar que por fin ha llegado.

¡Qué ganas tenía de decir esto…ahora sí!: Suerte y nos vemos en las mesas de Winamax.


Leo Margets

Tras un magnífico deep run en el Main Event de las WSOP, la barcelonesa se ha convertido en una de las figuras emblemáticas del póker español.