ifyourgood

Número 1 francés, ganador de las WSOP y un respetado y experimentado campeón. La ambición del parisino solo la iguala su talento.

Suivez ifyourgood sur Instagram

[Blog] El equilibrio justo

Por dentro LIFE STYLE hace 2 meses.

Julien Sitbon

Mucha gente me preguntó cómo me las arreglaba para gestionar mi vida de pareja/familiar y las relaciones sociales junto con el póker. Así que voy a intentar darte la mejor visión de lo que a mí me funciona, con la esperanza de que pueda ayudarte.

En primer lugar, es fundamental distinguir los dos perfiles de jugador existentes: el jugador recreativo, para el que el póker es un pasatiempo, y el profesional (o el que está a punto de serlo).

Empecemos por el jugador recreativo: en primer lugar, tienes que entender y hacer entender a tus amigos y familiares que el póker es sin duda un hobby que puede resultar caro. Pero también es un placer, igual que ir a un partido de fútbol, jugar al pádel, tocar el piano, escalar, jugar al golf o lo que sea. He elegido estas actividades porque todas ellas pueden ser muy caras. Teniendo en cuenta que una sesión online con buy-ins pequeños puede costar entre 50 y 100 €, si eliges jugar dos horas al pádel en París, o cualquier ciudad equivalente, gastarás unos 100 €. Es importante asegurarte de que esta actividad no ocupe tu mente cuando estás con tu familia. Comprométete a fondo con todo lo que haces. Esto te permitirá tener tu momento para ti, ya sea online o en vivo.

Ahora bien, soy consciente de que todo esto es un poco esquemático. Pero no te preocupes, vamos a entrar en mucho más detalle en la parte 2, que está dedicada al jugador de póker profesional, al que puedo comparar con un deportista de alto nivel. Voy a dividirlo en tres partes:

La Explicación

Es vital que tu pareja sepa y entienda al detalle lo que estás haciendo. Con el miedo a lo desconocido, cuanto menos sepa, más probabilidades tendrá de asustarse. Eso significa explicarle los presupuestos, la varianza y la... Seguir leyendo

[Blog] 2023, un año tan bueno

Por dentro Torneos LiveTorneos OnlineLIFE STYLE hace 4 meses.

Julien Sitbon

Aquí estamos en 2024. Así que es hora de echar la vista atrás y darle un repaso a mi año 2023, que siempre recordaré como uno de los mejores años de mi vida, tanto personal como profesionalmente.

2023 arrancó fuerte

8 de enero de 2023, Londres: la temperatura parece de dos grados bajo cero.

Así que qué mejor manera de escapar del frío polar que hacer un viaje al corazón del Caribe con su novia. Entre el descubrimiento de la cultura local, un crucero en catamarán, una primera inmersión en compañía de numerosos animales marinos, y el PSPC y su torneo de 25.000 $ que promete a su ganador nada menos que cinco millones de dólares, hay mucho con lo que soñar. Después de tres días de intensos torneos, recompensados con unas cuantas plazas pagadas, incluida una mesa final, terminé en el puesto 133 del mayor torneo de 25.000 $ de los últimos cuatro años. Así que fue un buen comienzo de año.

Febrero/marzo/abril: entre el EPT de París, las WSOP de Cannes y el EPT de Montecarlo, he pasado tres meses intensos. No conseguí grandes actuaciones, pero sí algunas mesas finales y buenos ITMs, y no dejaba de oír mi nombre en la lista de candidatos para formar parte del Team Winamax... pero sin éxito. Parecía que el Team no era para mí.

Mayo: una vez superada la decepción, era el momento de centrarme en mis objetivos y prepararme lo mejor posible para las próximas World Series Of Poker, con la vista puesta en un brazalete de campeón del mundo antes de mi 40 cumpleaños, el 2 de julio.

¡Campeón del mundo!

Julien Sitbon

Junio/julio: estoy por fin en Las Vegas, y motivado como nunca. Empecé el festival con serenidad, alcanzando una primera mesa final en la que acabé en quinta posición. Después de disfrutar de esta FT, decidí volver a... Seguir leyendo

[Blog] La mirada de los demás: ¿qué más da?

Por dentro Torneos LiveTorneos OnlineLIFE STYLE hace 6 meses.

Julien Sitbon

¿Quién no se ha dicho a sí mismo: "Los tíos nunca van de farol en este spot y yo hago call una y otra vez". "Mi rango es demasiado fuerte para abandonar". O tal vez: "Si hago hero call, la gente verá mi mano, todos pensarán que soy un calling station". O incluso: 
"Soy un imbécil. ¿Por qué no me escucho a mí mismo, sabía que tenía full?"

Bienvenido a tu cerebro, ¡y sobre todo al de tus oponentes! Nuestro ego nos pierde muy a menudo y seguirá haciéndolo durante mucho tiempo. He aquí una retrospectiva de lo que me llevó a compartir mis pensamientos contigo.

Somos el 14 de septiembre de 2023. Juego el Main Event del Campeonato de Francia de póker en Aix en Provence, en el sur de Francia. Estamos en mitad del Día 2. Estoy en la mesa con Mehdi Chaoui, 2-3 buenos regs franceses incluyendo uno de Marsella y un reg americano que está jugando realmente muy bien.

El miedo a ser juzgado

Julien Sitbon
Nuestro amigo de Marsella se ve atrapado en una mano contra este americano en un flop T36A9. Después de apostar en el flop, hacer check en el turn y hacer check en el ríver, se encuentra tankeando durante cerca de 10 minutos cuando su oponente va all in. Nadie se atreve a pedir el time porque el bote es enorme. Se puede intuir que está convencido de que el otro jugador va de farol, y algunos tells pueden ayudarnos a ir en su dirección, pero es complicado decir...

Acaba pasando diciéndome que pasó 55. Recuerdo que le dije: "¡Ah, sí, eres bueno!". El otro jugador en realidad tenía QJ, o sea un dama alto, lo que era un buen farol. Resultado: tenía razón. 5 min después, con 35 ciegas, caía eliminado con AKs vs KK.

Más tarde, en el dinner break, los 3 nos encontramos con Mehdi. Nos dice "si Mehdi y tú no hubierais estado en... Seguir leyendo